lunes, 31 de agosto de 2009

Las mujeres que no se amaban a sí mismas

No he leído la trilogía de Millenium. Le pregunté a mi padre y no le había gustado. No conozco mejor experto en la materia. El hecho de que un libro tenga un gran éxito, para mí, más que una ventaja, es un handicap. Sinceramente, no me fío nada de la opinión de las mayorías. El caso es que he leído críticas que dicen que ese libro, así como otros que están de moda entre los jóvenes, da una visión del amor y el sexo bastante animal y desagradable. Así que no entiendo cómo se puede estar todo el día hablando de igualdad y respeto, y que luego resulte que lo que vende es lo contrario, cosa que he comprobado a menudo. Supongo que dirán que el autor pretende denunciar esa clase de situaciones, pero eso a veces no es más que una excusa para alimentar el morbo; que, en el fondo, es de lo que se trata: darle a la gente lo que le atrae, aunque no le convenga.

El problema es que los adolescentes no entienden de moralejas y se creen realmente que esas situaciones son normales en cualquier relación de pareja, y que a todas las mujeres nos gustan. Luego, saltan a los sucesos los casos de abusos sexuales a menores, con la inestimable ayuda de internet; y la gente dice: ¿qué hemos hecho mal? Todo. Olvidar que la base de una relación romántica debería ser el amor y, sólo a partir de ahí, se puede llegar a explorar otras facetas que agraden a ambos. Por eso, la responsabilidad de los guionistas y escritores es enorme en este problema; porque ya deberían saber que su obra va a ser accesible a todas las edades, incluso aunque, teóricamente, esté calificada para mayores de dieciocho años. Explotar los bajos instintos con el fin de enriquecerse es inmoral; y las mujeres no deberíamos ser cómplices de ello leyendo esos libros o viendo esas películas.

domingo, 30 de agosto de 2009

La verdad se impone científicamente

"Rene Bullecer, doctor en medicina con especialidad en el VIH, reside en Filipinas. Él fue el responsable de que las palabras del Papa fueran aplaudidas, ya que mencionó el caso de su país con respecto al SIDA, confirmando lo dicho por el Santo Padre: “En Filipinas, donde viven cerca de 89 millones, sólo 400 personas están infectadas de VIH. ¿Cómo lo hemos logrado? Por medio de la educación sexual. Los jóvenes de nuestro país han recibido valores de la sociedad tales como la abstinencia sexual y la castidad. No se trata sólo de un tema religioso, es algo que concierne a toda la sociedad, sea cual sea su fe. Para los habitantes de mi país estos dos valores son esenciales y hasta el matrimonio son respetados hoy en día. Nosotros no hemos empleado los métodos anticonceptivos, como el condón, para frenar el SIDA.”
Un término medio sería tener una sola pareja y ser fiel, antes y después del matrimonio.

sábado, 29 de agosto de 2009

Up: una película preciosa

Hoy en día se hace dos clases de cine para niños. Hay películas plagadas de eruptos y pedos, donde criaturas malcriadas se burlan de todo y de todos. Son las que tienen más éxito de público. Pero todavía quedan películas que hacen pensar, educan, y no dejan de ser por eso divertidas y entretenidas. Up es un ejemplo perfecto de éstas últimas. La historia habla de uno de esos matrimonios para toda la vida que tan mal vistos están hoy en día.

Se conocen desde niños, querían tener hijos, pero no pueden; sin embargo, son muy felices hasta que ella muere. Entonces él decide cumplir el sueños de los dos, que era viajar hasta las Cataratas Paraíso en Venezuela. Le acompaña un pequeño explorador y, una vez allí un perro y un pájaro gigante, que se encariñan con ellos de repente, sin pedir nada a cambio. Allí corren una gran aventura, pero descubren que la vida misma ya puede ser de por sí una aventura igual de apasionante.

No voy a contarlo todo, por si acaso aún estáis a tiempo de verla. Es una película de dibujos animados, pero no es infantil, aunque gusta mucho a los niños. Profundiza en el tema de la vejez y la aceptación de los cambios que la vida te va trayendo. También en la importancia de la amistad y la familia. Trata sobre varios personajes solitarios a los que las cosas no les han ido muy bien, y no encuentran su lugar. Se sienten diferentes, incomprendidos, al margen de la sociedad; como a menudo nos sentimos tantos.

Pero tienen una nueva oportunidad de ser felices y la aprovechan. La película nos deja un mensaje de esperanza, solidaridad y amor universal; al mismo tiempo que tiene unas escenas muy graciosas, que encantan a los niños pequeños, es tierna y tiene mensaje. Quedan pocas películas por desgracia que te hagan sentir así. Espero que no sea la última, ya que el mercado manda y el público siempre pide más morbo, más vulgaridad y, sobretodo, nada que despierte sus sentimientos.

viernes, 28 de agosto de 2009

La pieza del puzzle

A veces me parece que la vida es un gigantesco puzzle donde vas encajando las piezas hasta descubrir el dibujo que se oculta detrás. Algunas tienen un lugar muy evidente, pero hay otras que encajan en varios huecos y tardas un tiempo en darte cuenta de que no era la pieza correcta. Yo no me puedo quejar porque tengo bastante facilidad para saber cuando el puzzle no va bien. Otra cosa es que sepa localizar exactamente el problema. Es me lleva más tiempo, pero también lo acabo consiguiendo. Llega un momento en que cada pieza encaja en su lugar y entonces siento una gran satisfacción, pero sé que me toca seguir con otra zona de mi vida. Pasado, presente y futuro forman parte de esa trama y también las personas con las cuales nos relacionamos. Hay que procurar sobre todo no perder ninguna pieza.

Llega un momento en que, de ese puzzle se derivan otros, que van creciendo por su cuenta sin que tú tengas ya el control de la situación. Resulta duro pensar que pueden equivocarse y echar a perder el dibujo de su vida, pero en esos puzzles ya sólo tienes un voto que puede sumar a favor o en contra del total. Cuando veo que alguna pieza está fuera de lugar es probablemente por algún tema que desconozco, pero no me queda más que esperar a que se descubra el entramado y cada pieza encuentre el sitio que le corresponde. Para una experta en puzzles como yo, incluso los ajenos de gente desconocida acaban mostrando sus dibujos con sus aciertos y sus errores. Por eso, me cuesta un gran esfuerzo callarme y no dedicarme a ayudar en la labor.

Después de escribir el post leí esto:
XL. Pero el buen trabajo no siempre se ve recompensado con un descubrimiento...
K.B.M.
Esto de la invención tiene sus propias reglas. A menudo, cuando alguien intenta descubrir algo, no es la lógica la que lo lleva a la solución, sino un sinuoso proceso subconsciente. A menudo, la solución está en algo que, en un principio, puede parecerte un error. Y, sin embargo, no es suerte. Es algo inevitable. Porque después ves que todas las piezas encajan, que estaban ahí, esperando que alguien las uniera. Así funciona la creatividad.
Kary B. Mullis. Premio nobel de Química

Música:  Estopa - Tragicomedia

jueves, 27 de agosto de 2009

Morir como un perro

Yo tuve perro durante dieciseis años. Aquel animal era uno más de la familia. Lo quería muchísimo. Recuerdo que un día lo saqué a pasear cuando tendría unos catorce años y ya estaba canoso; y un señor, que pasaba por allí, me dijo algo así como: "Pobre animal. Deberías sacrificarlo". Le contesté que si su abuela también era vieja, debería matarla. En ese momento me la jugué con la inconsciencia de la juventud; pero creo que hoy, treinta años después, le contestaría exactamente lo mismo. Mi perro estaba bien y no era razón para acabar con él, sólo porque ya no fuese bonito ni tuviera el pelo lustroso. Hoy me alegro de haber estado con él hasta el final, aunque a mí tampoco me gustara verle tan viejecito.

Ahora me doy cuenta de que algunas ideas las he tenido claras desde el principio, aunque no fuera consciente de ello. Por entonces, la palabra eutanasia ni siquiera la conocíamos. Hoy son mis padres los ancianos y me duele verlos en ese estado, pero no renunciaría a un solo día de sus vidas, ni por mi comodidad ni por la suya propia. La vida tiene un inicio, una plenitud y una decadencia; y, cada época tiene su lado positivo si se sabe vivir plenamente. Pretender que sólo es digno de vivir aquel que se encuentra en perfecto estado, supone volver a las raíces mismas del nazismo. Nadie se suicida por gusto. Lo hacen por desesperación y soledad. Y por supuesto, nadie tiene derecho a decidir sobre el final de la vida de otros.

miércoles, 26 de agosto de 2009

Aguantando

Uno de esos lemas populares hoy en día dice que los matrimonios largos funcionan porque esas mujeres aguantan de todo. Me pregunto qué se supone que he aguantado durante estos veinte años. Nada que no hubiera tenido que soportar en cualquier otra relación humana. Si fuéramos tan estrictos con nuestros padres como lo somos con nuestra pareja, tendríamos que independizarnos a los cuatro años. Si fuéramos tan directos con nuestro jefe, no habría trabajo que nos durara. Cualquier relación entre dos personas adultas exige grandes dosis de paciencia y tolerancia, y provoca toda clase de decepciones y frustraciones. Y, sin embargo, lo aceptamos como algo natural, cuando se trata de trabajo o familia consanguínea, pero no estamos dispuestos a hacerlo por la pareja.

Tendríamos que comprenderlo con más razón, tratándose de un compañero de por vida que hemos elegido voluntariamente y padre de nuestros hijos. La convivencia diaria exige aceptar al otro con sus virtudes y defectos, aunque cada cual intente adaptarse en lo posible a las necesidades ajenas. Sin embargo, algunos pretenden cambiarlo según un molde a su medida y, eso, naturalmente, no funciona. No es verdad que el amor se acabe, que la gente cambie sin remedio o que ser felices para siempre sea un mito. Eso lo dicen naturalmente aquellos que han tenido mala suerte o no han sabido cuidar su relación. Lo que no entiendo es qué ganan algunos con querer ensuciar la imagen de las parejas estables con sospechas infundadas. ¿Es que hemos cometido algún delito por ser felices todavía?

Música: Black - Wonderful life

martes, 25 de agosto de 2009

Políticamente incorrecta

Nunca dije que este blog fuera una democracia. Me refiero a que empecé por borrar comentarios, luego puse autorización y, finalmente, los cerré. Estoy en mi derecho y para eso tiene opciones el administrador. También podría hacer un blog privado, pero en mi caso no tiene sentido. Tenemos tan metido el dogma de la democracia en la cabeza que algunos creen que se puede legislar sobre la propiedad privada. El blog es mío y no tengo más obligaciones con nadie que las normas que yo misma quiera poner. Hay una perversión del lenguaje en España que hace que algunos, por ejemplo, crean que la Patronal debería estar de acuerdo con el gobierno diga lo que diga, porque en eso consiste la negociación. En otras palabras, se les niega el derecho a discrepar.

Pero la democracia no es eso, sino lo contrario: tener el derecho a opinar de forma diferente y que se respete tu opinión. No admite, ni descalificaciones personales, ni burlas, ni mentiras. A menudo es más fácil descartar a alguien de antemano, que buscar argumentos sólidos y razonables. La patronal no está de acuerdo con el pacto social porque tiene sus razones y ellos entienden de economía más que nadie. No se puede llegar a un acuerdo entre dos y pretender que el tercero acepte porque sí, en nombre de la concertación y el diálogo; porque eso es toda una contradicción en sí mismo.

En nombre de lo políticamente correcto pretenden cohartar los derechos individuales. La libertad de pensamiento y actuación es un valor sagrado, siempre que no se utilice para atacar primero. Me temo que entre la democracia y la dictadura hay un paso muy corto. Por esa misma razón, nadie puede reprocharme si no dejo comentar, si no contesto o si he borrado los enlaces de los blogs que visito. Mi página web es parte de mi vida íntima y naturalmente tomo mis propias decisiones. Si a alguien no le parece bien, tiene dos trabajos: enfadarse y desenfadarse; como me decían a mí de pequeña, porque yo no estoy obligada a actuar según lo que los demás consideren correcto.

lunes, 24 de agosto de 2009

A la misma altura

He borrado la entrada anterior porque deslucía el blog y no vale la pena. En su lugar pondré algo más positivo. Hace tiempo le dije a mi hija mayor que, para buscar pareja, no parara hasta encontrar a alguien que esté a la altura de su padre. Soy muy astuta, porque a mí eso me costó unos diez años, y si no lo hubiera encontrado, me habría quedado soltera antes que aceptar menos. Ya he hablado mucho de mis sentimientos, pero hoy quiero hablar de las razones objetivas para mi amor.

Amo a mi marido, porque es una buena persona en todo el sentido de la expresión: sensible, compasivo, solidario, capaz de perdonar, comprensivo, buen hijo, buen padre, buen amigo, buen compañero, buen yerno, buen esposo...

Amo a mi marido porque es un número uno. Gana mucho porque es insustituíble en su trabajo. Es un buen jefe, empático, y un lider, capaz de relacionarse con personas de todas las costumbres, culturas y clases sociales. Es, ante todo, responsable de sus actos.

Amo a mi marido porque es duro e inflexible cuando hay que serlo. Tiene una fuerza de voluntad sobrehumana y un sentido del deber incombustible. Trabajador incansable, con unos principios muy claros y la fe intacta. Es un defensor de la vida convencido.

Amo a mi marido porque me apoya, me motiva, me inspira. Porque es alegre, vital y optimista. Porque conserva todavía la inocencia de un niño en un cerebro privilegiado. Porque sabe manejar mis manías y mis ataques de melancolía. Porque ama la naturaleza. Porque sé que sería capaz de cualquier cosa por protegernos a mí y a nuestros hijos. Porque es todo para mí. Por eso no podría fijarme en otro: el listón está tan alto que resulta inalcanzable. Gracias por estar ahí. Para mí es el único hombre sobre la Tierra.

Música: Gloria. Umberto Tozzi

domingo, 23 de agosto de 2009

Divorcio por internet

Parece ser que una ministra brasileña ha tenido la brillante idea de agilizar los trámites de divorcio a través de una página web. De este modo, bastará con hacer clic en la opción "divorcio" para que el proceso esté en marcha; aunque, eso sí, sigue costando dinero. Es como si todos los países del mundo tuvieran el famoso botón rojo de la Casa Blanca que lanza los misiles nucleares. La tentación de apretarlo ante el más mínimo conflicto sería tan  fuerte, que dudo mucho que no lo hubieran hecho ya. Incluso una persona felizmente casada como yo, si hubiera tenido un botón de divorcio en la pantalla, es posible que lo hubiera pulsado varias veces en plena discusión.

Tendrían que poner otro botón al lado de "matrimonio". Así, cada vez que la pareja se reconcilie podrá optar por volver a casarse por un módico precio. Los ingresos estatales con este sistema serían astronómicos. Algunas parejas se pelean y reconcilian varias veces por semana. En todo caso, frivolizar el tema de esta manera, es una muestra más de cómo el matrimonio ha perdido su sentido fundamental. Casarse implica querer seguir juntos para siempre, y el divorcio sólamente debería ser una solución desesperada. Una buena terapia de parejas sería mucho más positiva para la sociedad; pero, naturalmente, resulta mucho más difícil y más caro que hacer un simple clic con el ratón del ordenador en una pantalla.

sábado, 22 de agosto de 2009

La verdad sobre el "Che Guevara"

video

Hace tiempo que quería escribir sobre este tema, pero no tenía suficiente información. En este video están todos los datos: la verdadera cara de un héroe que no fue más que un criminal sanguinario. Quien quiera saber la verdad no puede perderselo.

jueves, 20 de agosto de 2009

Los desaparecidos del blog

En estos tres años he conocido gente a la que sigo casi desde el principio. Otros, sin embargo, desaparecieron o les perdí la pista tras una temporada sin que escribieran. Ahora precisamente he localizado a alguien. Los hay que han cambiado de nombre a su blog y hasta de personalidad. Alguno dejé de seguirlo porque no me gustó algún tema determinado. Hay gente a la que recuerdo con cariño, a pesar de haber desaparecido sin dar ninguna explicación. A uno lo echo especialmente de menos. Como he cerrado los comentarios ya no sé si siguen entrando de alguna manera. Con alguno llegué a intimar hasta el punto de darle mis datos personales. Alguien sabe mis apellidos y otro mi teléfono. Varios saben la ciudad donde vivo. Dice mi marido que sumando pistas localizaría fácilmente pero no creo que nadie tenga ese interés.

A veces vuelvo a entrar en páginas perdidas por curiosidad de ver cómo les han ido las cosas y no suele haber muchos cambios. Me siento vinculada personalmente a gente que probablemente ya no se acuerda de que existo o lamenta haberme conocido. Realmente, esto de las relaciones por internet es un mundo extraño. Me pregunto cuánta gente me echaría de menos si un día desapareciera sin más. Sólo espero que los que ya no están se hayan ido voluntariamente y que estén bien. Me gustaría poner mi correo en el blog pero sé que eso es algo que no me puedo permitir. Se me llenaría de spam y también de esas opiniones por las cuales dejé de relacionarme con los lectores. Echo de menos el "buen rollo" que tuvimos hace tanto tiempo ya, que parece un sueño.

Música: entre dos tierras - Héroes del silencio

martes, 18 de agosto de 2009

El albaricoque

Una vez dije que me sentía como un albaricoque. Es muy fácil arañarme y que quedan las cicatrices, pero tengo un hueso dentro. A veces me sorprende lo fuerte y lo frágil que soy al mismo tiempo. Yo, que me emociono hasta con los dibujos animados, que sufro cuando se me muere una planta; sin embargo, me siento muy capaz de continuar escribiendo todos los días de mi vida, aún sabiendo que voy a ser el centro de las críticas de muchos. Ya se sabe que, en tiempos de persecución, es precisamente cuando se recupera la Iglesia. Cuando parece que todo va bien, la moral se relaja y también las convicciones. Las dificultades sacan lo mejor y lo peor de cada uno y, en mi caso, me fortalecen, aunque en algún momento me sienta sola contra el mundo.

Ser madre también te hace más fuerte. Cargar con la responsabilidad de la salud y educación de otra persona (en mi caso tres), te obliga a olvidar las comodidades y vencer el agotamiento. Si me hubieran dicho lo que yo sería capaz de hacer, no me lo hubiera creído. De niña vivía en mi mundo de libros y era una espectadora de la vida bastante pasiva. Desde hace veinte años, me convertí en personaje principal y ya no me relajo ni cuando duermo. Creo que todo ello me ha servido de aprendizaje para no dejarme abatir por las dificultades, por las noticias adversas, los canales de televisión tendenciosos y el ambiente libertino. Mi hueso sigue en buen estado, pero no puedo dejar que sigan arañando me día tras día. Por eso, creo que tampoco voy a abrir los comentarios en septiembre. Pero siempre podéis encontrarme en el correo y seguiré comentando a los que no me digan otra cosa.

lunes, 17 de agosto de 2009

Viajando

Una mujer al volante de un todoterreno realiza maniobras extrañas. Está hablando por teléfono a ciento veinte kilómetros por hora. Si se quiere suicidar, que lo haga en el patio de su casa, no junto al coche de mi familia. Irresponsable. A continuación, un cartel nos advierte de un tramo de acumulación de accidentes, y yo me pregunto: ¿no sería mejor que solucionaran el problema? Tal vez deberían cambiarlo por un cartel que dijese: vaya Vd. rezando sus oraciones. Es como cuando advierten de peligro de desprendimientos. Como si se pudiera hacer algo por evitar las piedras. Lo lógico sería que colocaran una malla protectora en la falda de la montaña. Pero es mucho pedir, me temo. Prefieren anunciar el problema como si fuera una mejora de la señalización vial.

Mucha gente tiene la curiosa costumbre de adelantar primero y poner el intermitente después, porque no se diga que no lo han puesto. Pero, es que la función de la luz es avisar precisamente de que vas a cambiar de carril. Y, antes de hacerlo, deberían asegurarse de que hay sitio suficiente. Lo raro es que no haya más accidentes de tráfico. Los Ángeles de la Guarda deben hacer horas extras en verano. También he visto un cartel que decía Inundable, cuando también podría decir: sálvese quien pueda. Luego estan los tramos de obras que se abren oportunamente para la operación salida, y las carreteras peligrosas que nadie ha reformado en veinte años; pero, eso sí, tienen una señal que advierte de que te estas jugando la vida. Algo es algo.

Ahora que he vuelto de vacaciones, aprovecho para hacer un aviso al navegante: cuando digo que no voy a abrir un correo determinado, significa que lo voy a borrar sin leerlo. Soy una persona con palabra. Si no estaría traicionando mis propias ideas.

domingo, 16 de agosto de 2009

Las cosas como son

El otro día estaba mirando como un palomo perseguía a una paloma por un árbol de rama en rama, hasta agotarla y así poder copular con ella. Mi hija pequeña estaba conmigo y pensaba que se estaban peleando. Yo le dije que no, que en la naturaleza las cosas suelen funcionar así. Una vez hablaba de que el sexo es como una cacería, más inofensiva, desde luego, ya que la víctima en este caso incluso disfruta. Pero, en muchos lugares de la Tierra, por desgracia, siguen sin pedirle su opinión a las mujeres o su autorización para ello. En África, hay cientos de violaciones al día, porque las niñas van solas a buscar agua recorriendo varios kms. durante horas. Supongo que algunos les darían preservativos gratis a los violadores... En nuestro país probablemente se producen muchas más que las que se denuncian. Muchas prefieren olvidarlo porque no se sepa, o porque temen que se considere que estaban de acuerdo.

La ropa que muestra más de lo que oculta, los tangas asomando junto a la raja, las minis que ya no son faldas... La actitud general de desenfreno, especialmente cuando hay alcohol por medio o drogas, bailes eróticos..., dan a entender que se está dispuesto a todo. Llegado a un punto es difícil parar. Parece que muchas chicas se han creído aquello de que tienen el control de la situación; o tal vez se sienten obligadas por el ambiente a ser promiscuas antes que mojigatas. En estas circunstancias, resulta absurdo hablar de anticonceptivos, y los embarazos no deseados se multiplican cada día por todo el mundo. Será porque la naturaleza ha hecho que el juego de la cacería sea irresistible; o porque detrás de tanta racionalidad y derechos legales, sigue habiendo un macho persiguiendo a una hembra y una hembra dejándose conquistar, más o menos voluntariamente. Lo demás es querer ponerle puertas al campo, y luego los perjudicados siempre son los más indefensos: los bebés no natos.

Música: Imagination - Just An Illusion

sábado, 15 de agosto de 2009

Ideología de género

Se dice de la labor que realizan algunos grupos intentando minar las bases de la familia, provocando con ello la ruptura de las bases de la sociedad. En las nuevas series juveniles se nota mucho. Especialmente en las relaciones entre hombres y mujeres se llega a dar a entender que ellas son igual de fuertes físicamente. El otro día una chica cogía a dos chicos de su edad por las orejas y los arrastraba, sin que ningunos de ellos hiciera nada por evitarlo. A continuación la protagonista le enseña una cámara de vídeo a un joven, con la cual ha estado grabando lo sucedido entre ellos, y él tampoco hace el menor amago por quitárse de las manos, aunque le comprometa.

Una cosa es que rechacemos la violencia y otra cerrar los ojos a la realidad. De este modo, se da a entender a las niñas que todos los chicos son como serpientes domadas, que se les puede molestar humillar o hasta agredir, porque les han quitado los colmillos. Pero se olvidan de que las boas no necesitan veneno, porque simplemente son más fuertes. Creo que muchos sucesos que hemos oído últimamente se explican por la mentalización inversa de la sociedad. Donde antes el hombre tenía todos los derechos, ha pasado a ser una marioneta con hilos. Naturalmente, hay algunos que no se resignan a ese papel y antes o después acaban saltando.

Yo simplemente les digo a mis hijas las cosas como son: que el respeto tiene que ser mutuo o es falso. Que el hecho de que seamos personas civilizadas no impide que cualquiera pueda perder los papeles en un momento dado. Por tanto, es absurdo querer forzar la igualdad copiando precisamente los aspectos que se critican de las masculinidad: ser dominantes, duras e inflexibles. Ni tampoco colocar a los personajes masculinos de las series como gente débil, voluble o básica. Manipular la realidad a favor o en contra de intereses siempre trae consecuencias graves. Cualquier discriminación es negativa.

jueves, 13 de agosto de 2009

La verdadera historia de España

http://www.youtube.com/watch?v=-Fdnm_D0GiA&feature=PlayList&p=3BA086CE6183A90B&index=7

En este enlace se puede conocer lo que los libros de historia no han contado en detalle, ni ahora ni antes, sobre la persecución de la Iglesia en España durante la Segunda República. "Los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla". Winston Churchill

Ésto es la crítica de un libro que habla de la verdadera historia de España para quien quiera conocer una versión más realista y positiva:

"La preocupación por el legado español a Europa y al mundo tiene una larga tradición. Debates no han faltado, desde los que se suscitaron en la segunda mitad del siglo XVIII respecto a la significación cultural de la España del Siglo de Oro (Montesquieu versus Cadalso; Masson versus Forner; Tiraboschi o Bettinelli versus jesuitas expulsos) a la polémica sobre la ciencia española entre Menéndez Pelayo y los representantes de la Institución Libre de la Enseñanza. Dentro de ámbitos culturales específicos, el arabista Juan Vernet escribió un magnífico libro sobre «lo que Europa debe al Islam de España» y el Colegio de Eméritos dedicó varios volúmenes al análisis del legado cultural de España al siglo XXI en diversos escenarios, desde la historiografía a la medicina.

El académico Luis Suárez Fernández, con una inmensa obra a sus espaldas, en la que ha recorrido la Historia de España, desde los Trastamara a Franco, desde los grandes problemas socioeconómicos a los socioculturales (con especial énfasis en el problema judío) viene interesándose desde hace unos años por el asunto de la identidad europea configurada a lo largo de dieciocho siglos y vertebrada en torno a cinco naciones: Inglaterra, Francia, Alemania, España e Italia. A estos problemas les dedicó un magno volumen: La Europa de las cinco naciones (2008). Ahora, en la misma editorial en la que editó este libro, Suárez publica un ensayo en el que analiza el legado de España, ya no sólo a Europa sino al mundo.

Herencia griega. Trasciende, pues, la escala europea en beneficio de la escala universal y, arrancando del tercer Concilio de Toledo (589), llega hasta la última lección española: la de la transición de la dictadura a la democracia como modelo a aplicar en otros países. En el citado Concilio no sólo se hizo valer la opción a favor del catolicismo, abandonado el arrianismo gótico, sino que se aceptó que el derecho romano debía ser la raíz fundamental para el establecimiento de la jurisprudencia. El isidorianismo sería el germen de las escuelas que desembocan en las universidades europeas. Europa le debe a España la Reconquista, que no sólo es una defensa militar, sino que significó la recuperación de la cultura latina. Paralelamente, se rescató la ciencia helenística a través del árabe y con la ayuda de los judíos. Así Europa pudo recobrar a Aristóteles y, a través de él, la vieja herencia griega. España cultiva el vasallaje pero sin incidir en el feudalismo, salvo en las tierras pirenaicas. El vasallaje es un contrato entre hombres libres que se ratifica mediante juramento.

Dará paso a la Monarquía hispánica que, partiendo del primitivo constitucionalismo, arribará a las Cortes diferenciando legitimidad y tiranía. Se definió, asimismo, ya en la época medieval, el concepto de persona humana como sujeto de derechos que, a la postre, vía escuela de Salamanca, se proyectará hacia América como fundamento del régimen colonizador de España. La génesis del humanismo le debe mucho a España, que, a través de Raimundo Lulio, sentaría las bases de lo que sería la futura reforma religiosa española anterior a la de Lutero, con la libertad racional como fundamento. España dará el paso decisivo para la solución del cisma de Occidente y después su aportación será fundamental en la batalla contra el protestantismo, a través del brillo extraordinario de su Siglo de Oro.

Retorno de la monarquía. La derrota, después de 1648, supondrá una pérdida dramática de la capacidad de influir en Europa. Fracasa el intento de fabricación de una Ilustración a la española, en buena parte por la Revolución Francesa. Fue en España donde nació la palabra liberal. La Guerra de la Independencia hundiría a España en un abismo de guerras civiles del que sólo se saldría después de 1898. El papel de España en las dos guerras mundiales fue trascendente. Según Suárez: evitó que ninguno de los totalitarismos llegara a imponerse, facilitó el intercambio de prisioneros entre los beligerantes y devolvió a los judíos una legitimidad que permitió salvar numerosas vidas. Su colaboración con los americanos prestó un importante servicio a Europa. El retorno de la Monarquía y la propia transición son testimonios de que es posible salir de un régimen autoritario sin violencia. Para el autor, el legado principal de España ha sido el del nacionalcatolicismo, hilo conductor, que ha vinculado sus períodos de hegemonía a la coherencia con estos principios y su decadencia a la desvirtuación de los mismos. Un libro que parece situarse entre Menéndez Pelayo y Donoso Cortés.

martes, 11 de agosto de 2009

Alberto Contador

En los últimos años hemos visto surgir grandes deportistas españoles como Nadal o Alonso en deportes donde no solíamos tener representación. También hemos tenido grandes éxitos en futbol y baloncesto, a pesar de no contar con los extranjeros de la plantilla, lo cual demuestra que la prima que cobran algunos internacionales resulta injustificada. Es difícil ser profeta en tu tierra y lo consiguen especialmente aquellas personas que demuestran ser valiosas también a nivel humano. Nadal es un buen ejemplo de ello y también tenemos a Alberto Contador. Gente sencilla, que no se dejan deslumbrar por los focos ni se contagian de la vanidad de la fama. Gente de familia, que conserva sus amigos de siempre y procuran llevarse bien incluso con sus rivales, sin ceder demasiado a las provocaciones.

Éste es el verdadero espíritu del deporte. Lo que se mueve alrededor, con sus fiestas, su ropa de marca y negocios más o menos limpios, desvirtúan lo realmente importante. El deporte debería ser sacrificio y afán de superación personal, como el que ha demostrado Contador en estos años. Mientras, su rival, Amstrong, ha hecho gala de mala educación y juego sucio, criticándole a través de su página web. Al final, ahí es donde se nota la buena cuna de las personas, y no en la cantidad de relojes caros que anuncian. Otra cosa que marca la diferencia es que mantengan un estilo de vida normal y que no caigan en adicciones. Por suerte, de vez en cuando surge alguien que, de verdad, puede ser un ejemplo a seguir por nuestros jóvenes y por todos en general.

domingo, 9 de agosto de 2009

La religión al ghetto

"A Carlos Dívar la prensa de progreso lo tenía entre ceja y ceja desde que fuera nombrado Presidente del Consejo General del Poder Judicial; y como el entrecejo progre necesita de vez en cuando fruncirse, para simular un pensamiento, ha empezado a propalar la especie de que Dívar «apela a sus creencias religiosas para desaprobar la ley del aborto». A nadie se le ocurriría afirmar que tal o cual jurista «apela a su ateísmo para aprobar la ley del aborto»; pero en el Mátrix progre el mero hecho de profesar creencias religiosas se convierte automáticamente en excusa para colgar sambenitos y promover persecuciones. El entrecejo progre olfatea al creyente y de inmediato se frunce, en señal de desaprobación; y ya se sabe que cuando el entrecejo progre se frunce, la maquinaria del descrédito se pone en marcha.
¿Y qué hay detrás del fruncimiento del entrecejo progre? Pues, a falta de pensamiento, hay la consigna de que las creencias religiosas constituyen un prejuicio; que es tanto como confinar las creencias religiosas a un gueto de marginalidad, a expulsarlas de la vida pública. A este fenómeno se referían el filósofo Jürgen Habermas y el entonces cardenal Ratzinger en el célebre debate que mantuvieron, desde posturas antagónicas, en la Academia Católica de Baviera. Ambos llegaban entonces a la conclusión de que los ciudadanos con creencias religiosas no pueden aspirar a imponer los dogmas que profesan al resto de la sociedad, pero sí a ejercer legítimamente su influencia en el espacio público. Como sostenía Habermas en el curso de aquel debate, la supervivencia del Estado depende de una integración de los ciudadanos que «no puede agotarse y no puede reducirse a una adaptación del hecho religioso a las normas impuestas por la sociedad secular, en términos tales que el ethos religioso renuncie a toda clase de pretensión». Por el contrario -continuaba-, el orden jurídico y la moral social han de quedar conectados al ethos religioso, «de suerte que lo primero pueda también seguirse consistentemente de lo segundo». En definitiva, Habermas proponía entender la secularización como un doble proceso que «obliga tanto a las tradiciones de la Ilustración como a las doctrinas religiosas a reflexionar sobre sus propios límites».
Cuando el orden jurídico y la moral social se desconectan del ethos religioso se desencadena lo que Haberlas denominaba una «modernización descarrilada» de la sociedad, en la que sus miembros se convierten en individuos aislados «que actúan interesadamente, que no hacen sino lanzar sus derechos subjetivos como armas los unos contra los otros». En el Mátrix progre, el lanzamiento de derechos subjetivos de los unos contra los otros alcanza grado de zafarrancho; y así, el crimen del aborto pude llegar a lanzarse como sedicente derecho, para satisfacción de intereses feministas. Claro que, para llegar a esta inversión de los términos, se ha de completar primeramente una inversión de la conciencia normativa de la sociedad; y puesto que las creencias religiosas forman parte medular de esa conciencia, es preciso expulsarlas del ámbito público, tachándolas groseramente de «prejuicios». Y, por supuesto, quienes las profesan quedan inmediatamente estigmatizados como peligrosos elementos de desestabilización social.
Inevitablemente, las sociedades amputadas de las fuentes que alimentan su conciencia normativa se tornan mucho más frágiles y manipulables: absolutizan, como el niño caprichoso, sus intereses; y acaban acogiéndose a la «bondad» del poder que les garantiza su satisfacción. Carlos Dívar ya ha sido caracterizado como el ogro que, «apelando a sus creencias religiosas», quiere dejar al niño sin su capricho; la maquinaria del descrédito se ha puesto en marcha".

Juan Manuel de Prada




viernes, 7 de agosto de 2009

Esclavos de la moda

Una cosa que no soporto, es ver a esos millonarios que llevan la ropa rota, a propósito. El look mendigo me parece una falta de respeto hacia la gente que tiene que vestir así por necesidad. Pensar que se han gastado miles de euros en comprar ropa que alguien ha roto en el taller sólo porque está de moda, me parece propio de descerebrados e inconscientes. Así que, si compras algo en una tienda que viene con un defecto de fábrica, te tienen que rebajar el precio y tienes derecho a devolverlo. Pero si lo compras de marca ya destrozado, entonces resulta que tiene mucho glamour. Penoso.

Luego están los zapatos. Si eres alguien tienes que llevar zapatos de tacón de 10 centímetros, aunque te destrocen los pies. Por suerte, yo no soy nadie. Pero luego está el otro extremo: las sandalias brasileñas. Eso se utilizaba antes en las piscinas. La planta del pie tiene forma y, tan malo es forzarlo en altura como ir practicamente descalza. Lo ideal es un tacón bajo, de no más de cinco centímetros. Además esas sandalias no protegen el pie, de manera que entra toda la suciedad y se llenan de callos. Lo que supone que tienen que dedicar un montón de tiempo al cuidado de sus pies.

Pero lo que realmente me preocupa son las mujeres que conducen con esa clase de calzado. Algo que se te puede salir del pie en cualquier momento, no es lo más adecuado para reaccionar en situaciones de peligro. Un poco de sentido común nunca viene mal a la hora de vestirse, y para todo en la vida.

miércoles, 5 de agosto de 2009

La leyenda negra española

(Copiado de internet). Hace tiempo que quería hablar de esto.

"No podemos contar la Historia de España sin hacer referencia a la Leyenda Negra. Como fuimos dueños del mundo, otros nos odiaron y nos cubrieron de improperios y mentiras. Y como después sufrimos una decadencia, no pudimos defendernos como quisimos y por tanto la versión de nuestros enemigos prevaleció, e incluso hoy en día esa versión a calado incluso a los propios españoles. En este artículo desmentiré muchas de las afirmaciones sobre la conquista que España hizo en Las Indias.

El Genocidio

La mayor acusación dice así: "con la llegada de los conquistadores españoles se inició un exterminio que acabaría con la vida de más de 90 millones de personas". Estos datos vienen de la propia época, no obstante, está claro que son incorrectos. Las cifras del genocidio son imposibles, es decir, ¿90 millones de muertos en un siglo y pico a manos de sólo 200.000 españoles?. Eso cuadra mal, ¿Un millón de muertos en poco más de veinte años, solamente en las Antillas? ¿Con las armas de fuego de la época?
Además es falso que se fuera a América con la idea de exterminar indios, teniendo en cuenta que los Reyes Católicos habían dado órdenes de tratar bien a los indios, y además para que se cumpliera la orden de los Reyes ya estaba la Inquisición, que aunque se la tiene como la mayor promotora del "exterminio" en América, protegía a los indios.
Muchos ven en los censos de la época una muestra de la brutalidad de la conquista, pues bien, los datos que nos ofrecen estos censos son erróneos ya que cuando un indio se convertía al cristianismo y vivía como un español, o si se mestizaba, dejaba de ser censado como indio y era inscrito como español. Ésto estaba sujeto a variaciones ya que si otro funcionario veía con otro criterio esa inscripción, pues el nuevo español volvía a ser censado como indio.
Fray Bartolomé de Las Casas es uno de los que más hablaban de aquel exterminio, de aquella brutalidad que los españoles utilizaban contra los indios. No hay duda que Bartolomé vio casos de abusos pero, ¿por qué nunca dice dónde ve dichas masacres? ¿Por qué nunca dice quién los lleva a cabo?

Los indios no fueron esclavos

En su testamento, la reina Isabel dictó lo siguiente: "A los indios había que llevarlos a la fe y tratarlos como a cristianos". Es decir, la propia ley decía que los indios no eran esclavizables.
Así también lo exige el emperador Carlos I que dice:
"En conformidad de lo que está dispuesto sobre la libertad de los indios, es nuestra voluntad, y mandamos, que ningún adelantado, Governador, Alcaide, Capitán ni otra persona de cualquier calidad , en tiempos de paz o guerra, sea osado de cautivar indios naturales de Nuestras Indias y Tierra Firme del Mar Océano, descubiertas ni por descubrir, ni tenerlos por esclavos...."
Todo aquel gobernante o funcionario real del cual se pudiera sospechar que utilizaba a los indios como esclavo era víctima de investigaciones, y si la acusación se demostraba eran conducidos a España y encarcelados, en algunos casos extremos, se llegaba a la ejecución. Lo cual nos confirme que dichas leyes no caían en saco roto. No obstante podemos caracterizar toda la Historia de España en América en el siglo XVI como una constante pugna entre los que defendían la no utlización de indios como esclavos y los que si.
Los indios fueron sometidos a un régimen de trabajo similar al que se utilizaba en el continente europeo, un régimen de trabajo durísimo, con jornadas eternas y retribuciones miserables. Hoy en día un sistema que nos parece insoportable. Y muchos indios murieron trabajando, no obstante no eran esclavos: sino hombres libres y disponían de sus propias vidas, o la mayor parte de ellas.
Precisamente por esta situación de no esclavización se empezó con la importación de esclavos negros. De los cuales todas las naciones disponían.

La Inquisición no torturó a los Indios

La fácil conversión de los indios al cristianismo fue obra de Jesuítas, Franciscanos y Dominicos. Cuándo se vino abajo el orden político y social autóctono, muchos indios se convirtieron al cristianismo, máxime cuando ésto garantizaba ser tratado como un hombre libre, no tenemos que investigar mucho para saber la barbaridad que utilizaban las tribus indias (sacrificios humanos, secuestros para dichos sacrificios...).
La Iglesia, a la cual se le achacan tantos males provocados a los indios, hicieron la vista gorda con aquellos nativos que seguían conservando sus prácticas de tipo curativas y rituales.
La Inquisición dirigió sus actividades a los judíos y a los protestantes, no a los indios, de los cuales hay algún caso, pero contado con los dedos de las manos.
Un caso de abuso de autoridad fue el de Cristóbal Colón que fue llamado de nuevo a España y encarcelado por sus abusos excesivos para con los nativos.

Y para la gente que se escandaliza con la conquista y que piensa que estaba mal invadir, quitar territorio (que es verdad) hay que remontarnos a la época, no se pueden juzgar los hechos del pasado con ojos de hoy, es decir, en aquella época era lo más normal invadir territorios, apropiarse de tierras, que muriera gente en dichas conquistas...era lo normal en la época.
Otra cosa por la que he querido publicar este artículo es porque mucha gente cuando oye o ve ensalzar a la nación española o su grandiosa historia piensan en el "genocidio" y se avergüenzan de su nacionalidad, pues bien, aquí intento demostrar que esas ideas preconcebidas son falsas. Los demás que piensen lo que quieran pero que los propios españoles creamos esas absurdas mentiras no puede ser".

lunes, 3 de agosto de 2009

Deporte de competición

En este mundo en que vivimos de culto a la perfección física, hay poca gente que se resista a la obligación de practicar algún deporte de forma habitual. Nos han metido en la cabeza que hacer deporte es sano, cuando yo creo que más bien deberían decir: hacer ejercicio. El deporte, por lo que estoy viendo últimamente tiene muy poco de sano. Las clínicas de rehabilitación están llenas de gente con lesiones de tendones y ligamentos provocadas por excesos deportivos.

Existe el deporte profesional que es otra cosa. Las personas que se dedican a ello están muy bien dotados para su especialidad y tienen un entrenamiento específico. Aún así, ya cuentan con que el hospital va a ser su segunda casa y con que les quedarán secuelas permanentes de algunos de sus problemas de salud. Sin embargo, entra dentro del paquete, cuando alguien quiere destacar en un mundo tan competitivo y tan duro, no tiene más remedio que arriesgarse.

Otro tema son aquellos que sólamente sueñan con lucir abdominales o reducir la famosa barriga, que últimamente se ha convertido en sinónimo de muerte prematura. Si hiciéramos caso de todas las amenazas que sufrimos cada día en materia de salud, ya nos habríamos muerto, pero del susto. Yo creo que cada cual debe ser consciente de sus propias posibilidades, y no dejar que la presión del grupo o el afán de destacar en algo acaben mandándole a cada poco a la consulta del traumatólogo.

Tener el vientre plano es algo antinatural. Unos pocos lo consiguen por cuestión genética, pero estamos rellenos de vísceras que ocupan mucho espacio. Cuando una mujer pierde peso, además lo primero que disminuye es su talla de pecho. Bastantes problemas de salud tenemos ya para encima salir a buscarlos. Incluso por el falso deporte. Me han dicho que sólo por causa de la wi y el ratón del ordenador cada vez hay más adolescentes en las clínicas de rehabilitación.

sábado, 1 de agosto de 2009

Un punto de vista distinto

REDACCION HO.- Christian Vanneste es un diputado católico francés, miembro de la Asamblea Francesa por las listas de la UMP, el partido que lidera el presidente Sarkozy.

Vanneste se mostró hace 4 años muy crítico con la ley francesa que establece sanciones penales contra quienes manifiesten "comportamientos odiosos" hacia las minorías. En defensa de sus puntos de vista, el diputado de Lille declaró en algunos medios de comunicación que "la homosexualidad es un peligro para la Humanidad". (...)

Así que gracias a usted, en Francia se puede decir que la homosexualidad es inferior a la heterosexualidad.

Pero no que las personas sean inferiores. La homosexualidad no se puede institucionalizar, es algo que se refiere a la vida privada. Y niego de manera rotunda que sea algo genético, o que se nazca con ello. Una persona responsable puede corregir esa tendencia. Y quien no esté de acuerdo con esta idea, puede discutírmela, es algo de lo que deberíamos poder hablar y debatir. Lo que no puede es obligarme a callar. No existe el derecho a silenciar a quien tiene un punto de vista distinto.

¿Por qué cree que en nuestras sociedades se está produciendo este fenómeno de censura de las opiniones que no siguen los códigos del pensamiento políticamente correcto?

Se juntan dos fenómenos. Por un lado, desde un punto de vista histórico y sociológico, existe la idea de que todo lo que estuvo debajo, tiene que terminar encima. Es esa suerte de contestación que en Francia denominamos "el espíritu de mayo del 68". Se trata de la revolución por la revolución, y no de la revolución para mejorar las cosas. En absoluto. Se trata de que todo lo que está arriba debe ser rebajado y humillado, y todo lo que estaba abajo debe situarse por encima.

Por ejemplo, en Francia se dice que es necesario un presidente negro, como Obama. Es una idiotez. Los norteamericanos no han elegido a un negro, han elegido al mejor. Obama era mejor que McCain, por eso le eligieron. Pero nosotros decimos que queremos un presidente negro. Y además ni siquiera eso sería una novedad en Francia. En tiempos de De Gaulle el presidente del Senado era negro.

Es algo completamente idiota, hemos convertido el antirracismo en una manifestación racista. Y lo mismo sucede con los homosexuales. ¿Eres heterosexual? ¡Qué vulgaridad!

Todo esto se expresa a través de un movimiento que consiste en humillar a cualquier precio a lo que está por encima y favorecer lo que está por debajo. Es una revolución sin sentido.

Señalaba la existencia de una segunda causa que habría conducido a esta situación de imposición de las minorías.

Sí, hay otro elemento. Es la tendencia fortísima hacia el individualismo. Y la familia es una barrera para alcanzarlo. A menos familia, más triunfa el reino del individuo. En esta línea se inscribe la homosexualidad, que persigue la destrucción de las relaciones familiares heterosexuales. A esto también contribuye el narcisismo propio de la homosexualidad, que se cierra al otro. Es el rechazo del otro.

Una forma de racismo por parte de quienes acusan de racismo a los demás.

Los homosexuales que pretenden asimilar el rechazo a la homosexualidad con el racismo caen en un contrasentido, porque en realidad lo racista es la propia homosexualidad. Lo es profundamente.

De modo nos encontramos frente al individualismo, a la destrucción de la familia, al narcisismo de un colectivo que es además el creador del nomadismo sexual, con sus habitaciones oscuras y su innumerables partenaires sexuales, y que sobre todo representa el carpe diem, el no pensar más que en el momento, sin ningún compromiso. Frente a ello, cuando se defiende a la sociedad y al interés general, eres inmediatamente tachado de reaccionario.

El culto a las minorías y la sobrevaloración de sus intereses por encima del interés general de la nación está poniendo a prueba las democracias. Usted denuncia en su blog la pérdida de vitalidad de la democracia en Europa y habla de "terrorismo intelectual".

Sucede cuando te atemorizan hasta el punto de que te impiden expresarte. El terrorismo recurre a las bombas. El terrorismo intelectual utiliza la ridiculización, las denuncias judiciales, todo este tipo de recursos con el objetivo de callarte. Personas que se consideran a sí mismas demócratas atacan así el fundamento mismo de la democracia, que es la libertad de expresión. Y esa es una batalla decisiva. Si se pierde, desaparece el futuro. Cada vez que he sido condenado he manifestado que era un fracaso de la democracia. Y mi victoria no ha sido contra los homosexuales, ha sido una victoria de la democracia.

Su partido, la UMD, llegó al gobierno con un programa basado en la excelencia, la autoridad, el respeto, el trabajo, etc. No es un discurso muy habitual y hasta puede sonar impopular, pero con esos valores ustedes ganaron las elecciones.

Es que es un discurso popular. Sarkozy ganó las elecciones con ese discurso. Es el mensaje de la izquierda el que no es popular. Estamos convencidos de que la mayoría silenciosa, el pueblo, piensa de esa manera. Cuando la derecha defiende únicamente el liberalismo económico, las cosas no le van bien. En cambio cuando defiende la familia, el orden, el mérito, triunfa.

¿De ahí que Sarkozy parezca últimamente un socialdemócrata cuando habla de economía?

Por supuesto. La crisis. Pero tiene razón. Por ejemplo, yo en la Asamblea Nacional hablo de la moral del capitalismo. No vea cómo se pone la izquierda. Pero hay que ir por ese camino, el de los principios protestantes y el espíritu capitalista. Los que crearon el capitalismo fueron los protestantes, que no pensaban más que en trabajar. El capitalismo del dinero por el dinero, de los paraísos fiscales, es inaceptable. El futuro de la derecha en Europa pasa por lo conservador en la moral y lo pragmático en la economía.