lunes, 29 de junio de 2015

EEUU. Si el matrimonio es sólo amor, entonces vale todo

La Corte Suprema de EEUU allana el camino para la legalización de la poligamia

Si en el matrimonio no importa el sexo de los cónyuges, ¿por qué debe importar su número?

Sab 27·6·2015 · 7:07 9
Ayer se publicó la sentencia Obergefell vs Hodges, con la que la Corte Suprema de EEUU impone a todos los Estados la redefinición del matrimonio para abarcar a las parejas del mismo sexo.
La protección del matrimonio natural gana en la mayoría de los referendos populares
¿Debería el matrimonio estar limitado?
Redefinen una institución básica de la sociedad por 5 votos contra 4
La sentencia se ha dictado por cinco votos contra cuatro, un margen muy estrecho con el que unos pocos magistrados redefinen una institución que tiene una importancia clave en la sociedad. Hay que recordar que este tema se había sometido a referéndum en 34 Estados, 30 de los cuales votaron a favor de preservar el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer. Sólo en cuatro Estados sus ciudadanos apoyaron la redefinición hecha ayer por la Corte Suprema. Curioso concepto de la democracia que una minoría imponga a todo un país unos dictados ideológicos tan cuestionables, mediante lo que en EEUU ya conocen como “activismo judicial”.
Los argumentos de doble filo que utiliza la sentencia
La argumentación que han hecho los cinco magistrados que votaron a favor de esta sentencia es la siguiente:
Ninguna unión es más profunda que el matrimonio, ya que encarna los más altos ideales de amor, la fidelidad, dedicación, sacrificio, y la familia. En la formación de una unión matrimonial, dos personas se convierten en algo más grande que lo que una vez fueron. Como algunos de los peticionarios en estos casos demuestran, el matrimonio representa un amor que puede durar incluso pasada la muerte. Sería malinterpretar a estos hombres y mujeres decir que ellos no respetan la idea del matrimonio. Ellos alegan que lao respetan, la respetan tan profundamente que tratan de encontrar su cumplimiento por sí mismos. Su esperanza es no ser condenados a vivir en soledad, excluidos de una de las instituciones más antiguas de la civilización. Piden igual dignidad a los ojos de la ley. La Constitución les otorga ese derecho.”
Esta argumentación está cargada de romanticismo, pero da lugar a una objeción más que evidente. El presidente de la Corte Suprema, el juez John Roberts, firmante del voto discrepante al que también se han unido otros dos magistrados, lo señala así:
“Si no tener la oportunidad de casarse “sirve para faltar al respeto y subordinar” a las parejas gais y lesbianas, ¿por qué no esa misma “imposición de esta discapacidad” (…) puede servir para faltar al respeto y subordinar a personas que encuentran satisfacción en relaciones poliamorosas?”(…) No me refiero a equiparar el matrimonio entre parejas del mismo sexo con el matrimonio plural en todos los aspectos. Muy bien puede haber diferencias relevantes que obligan a diferentes análisis jurídicos. Pero si existen, los peticionarios no han señalado ninguna. Cuando se les preguntó acerca de una unión marital plural en los informes orales, los peticionarios afirmaron que un Estado “no tiene esa institución.” (…) Pero eso es exactamente el punto: los Estados en cuestión aquí no tienen una institución del matrimonio entre personas del mismo sexo, tampoco.
Unos argumentos que se pueden aplicar también a la poligamia y al incesto
La argumentación del juez Roberts está cargada de razón. Con el romántico párrafo con que la sentencia concluye la necesidad de redefinir el matrimonio para abarcar a las parejas del mismo sexo, se podría abarcar también a las uniones polígamas. Lo mismo es aplicable a la campaña lanzada por la Casa Blanca en Twitter con el hashtag #LoveWins (el amor gana). Ayer la presidencia de EEUU lanzaba también el eslogan “love is love” (amor es amor) y Obama declaraba: “Cuando todos los estadounidenses son tratados como iguales, todos somos más libres.” Pero, si nos basamos en los argumentos amorosos manejados por esos cinco magistrados de la Corte Suprema y por la Casa Blanca, ¿no es amor también lo que media en una relación polígama? Por supuesto, cualquiera pueda cuestionarlo con la misma facilidad con que se puede cuestionar el amor entre dos personas del mismo sexo. Y quien dice una relación polígama -es decir, la unión entre un hombre y varias mujeres- puede hablar también de la poliandria (la unión entre una mujer y varios hombres) o incluso una unión incestuosa (la que se da entre miembros de la misma familia).

¿Estar contra la poligamia es odiar a los mormones o ser un racista?
Quienes manejan argumentos como los de Obama se suelen escandalizar ante estas comparaciones. La razón del escándalo es que se niegan a cuestionar lo que hoy es un tabú, igual que lo fueron hace años las parejas del mismo sexo. Por eso echan mano de descalificaciones contra quienes hacemos preguntas incómodas sobre las consecuencias de la redefinición del matrimonio. A menudo median los insultos, la atribución gratuita de prejuicios (como la “homofobia”, es decir, el odio obsesivo contra los homosexuales) o incluso acusar al que discrepa de ser partidario de algo equiparable al rechazo al matrimonio interracial; es decir, de ser un racista. Los insultos no merecen contestación. Por lo demás, ¿rechazar la poligamia es tener un odio obsesivo hacia los mormones, por ejemplo? Hay que recordar, así mismo, que el matrimonio es una institución esencialmente heterosexual porque su razón de ser es amparar la procreación y la cría de los hijos. No hay nada en la naturaleza humana que impida procrear a un hombre y una mujer de razas distintas. Sin embargo, las uniones del mismo sexo son estériles por naturaleza. Es tan absurdo considerar matrimonio a una pareja del mismo sexo como llamar anciano a un joven de 16 años o como llamar adolescente a un anciano de 70, por mucho que el joven y el anciano insistan en que no darles esa satisfacción les hace sentirse discriminados y maltratados por la sociedad. Y no, no se trata de un mera cuestión de palabras, sino de usar términos distintos para enunciar realidades distintas. Confundirlas y decir que eso no daña a la sociedad es faltar a la verdad.

La poligamia y el incesto se castigan con la cárcel en Estados Unidos
Hay que señalar que desde 1878 la Corte Suprema de EEUU ha dictado 16 sentencias contrarias al matrimonio polígamo. A causa de esas sentencias dichas uniones son ilegales en los 50 Estados. Pero no sólo eso: con dichas sentencias se prohibió también la cohabitación de uniones poligámicas y se estableció la posibilidad de usurparles la custodia de sus hijos, negándoles a quienes defienden dichas uniones el amparo a las libertades de expresión y religión, e incluso negándoles el derecho al voto y a ser candidatos a miembros de grupos que defiendan la poligamia, como refrendó la Corte para el caso de Idaho. A día de hoy, y como consecuencia de esas prohibiciones -que ya sólo podrían ser levantadas por una enmienda constitucional-, la poligamia es castigada con penas de hasta 5 años de cárcel en EEUU. En el caso de las relaciones sexuales y del matrimonio entre familiares las penas son aún más severas: el incesto se castiga con prisión de 1 a 30 años, dependiendo del Estado. A la vista de los argumentos que manejan los partidarios de redefinir el matrimonio para abarcar a las parejas del mismo sexo, el próximo paso lógico será legalizar la poligamia y el incesto. No hacerlo sería una contradicción que evidenciaría la poca credibilidad de los argumentos presentados ayer por la Corte Suprema. Apelar al tabú, sin más, es pedir que unos armarios se abran y otros tengan candados porque sí, pero ese porque sí es lo que le queda al vacío de valores que está dejando tras de sí el relativismo moral.

Una pendiente resbaladiza de graves consecuencias
En ese vacío de valores cabe cualquier cosa, por absurda que sea. Basta con que un lobby se emplee a fondo y encuentre influyentes aliados para moldear a la opinión pública e imponer sus dictados a la sociedad. Eso es lo que hizo el lobby gay, empujando a la sociedad a una pendiente resbaladiza que aún no sabemos dónde acabará. Para ese próximo paso lógico que ya he señalado -la legalización de la poligamia-, los argumentos ya los tienen (no hay ni que retocarlos), y ya hemos visto los métodos usados para criminalizar a los discrepantes. Una vez alcanzada esa meta, lo siguiente será que la ley persiga a los que defiendan el matrimonio como lo que era antes, que se adoctrine a los niños en las escuelas para que no disientan, e incluso que te echen de tu trabajo si discrepas (no me lo invento). Esto ya se está haciendo ahora mismo para que la sociedad sea obediente y que nadie se atreva a cuestionar los más que discutibles dogmas del lobby gay. Y eso a pesar de que hace años -como ocurrió por ejemplo en España- se nos decía que sólo se trataba de extender derechos y no de imponer nada a nadie: mintieron.
 outono.net/elentir/2015/06/27/si-en-el-matrimonio-no-importa-el-sexo-de-los-conyuges-por-que-debe-importar-su-numero/

miércoles, 24 de junio de 2015

La verdad sobre el Todo a cien

¿Cuántas veces has leído titulares en prensa sobre Foxconn y las míseras condiciones de sus trabajadores? La situación de quienes forman la plantilla del gigante tecnológico de Taiwán es crítica desde hace tiempo aunque, tristemente, la realidad sigue siendo la misma. De hecho, a comienzos de este año, la organización humanitaria «China Labour Watch» denunciaba cómo los empleados de la citada compañía se veían obligados a cumplir jornadas de 77 horas semanales a cambio de un salario más que alejado de la dignidad. Probablemente hayas escuchado hablar también de la situación extrema que cada día soportan millones de personas en Bangladesh, centro neurálgico de grandes marcas que, a cambio de externalizar su producción, han logrado un inusitado ahorro en costes recortando también, en palabras de la ONU, los derechos de sus trabajadores.
Ambos ejemplos son la viva muestra de algunas de las consecuencias del sistema «low cost», un arma de doble filo que, si bien nos ha ayudado a acumular bienes materiales a precio de «ganga», también lleva tiempo perjudicando a los sistemas económicos occidentales. Así lo explica Josep Burgaya en «La economía de lo absurdo» (Editorial Deusto), su último libro y en el que desgrana los problemas que una economía basada en lo excesivamente barato está causando a nuestra sociedad.

Los peligros del 'low cost'

Para empezar, Burgaya no duda en afirmar que hoy «hay más pobreza que nunca». En opinión del autor, «estamos inmersos en un sistema económico en el que la enorme pobreza contrasta con la gran riqueza concentrada en unos pocos». Pero, ¿qué relación guarda todo esto con nuestro gusto por los «chollos»? «Esta tendencia de comprar lo más barato posible parece, a priori, positiva para el consumidor, que realmente no sabe el daño que se está causando a sí mismo. Cada vez que compramos productos 'low cost' aportamos nuestro granito de arena para que cientos de empresas desplacen su producción a otros lugares. Puede parecer una afirmación rotunda pero creo, sinceramente, que cuando invertimos en 'low cost' invertimos en quedarnos sin trabajo».

Josep Burgaya
Pongámonos en la piel del consumidor. ¿A quién no le gusta comprarse tres pantalones por el precio de uno? Nuestros ingresos, dice Burgaya, «son limitados y cada vez menores, por lo que los productos baratos son la mejor opción en la mayoría de los casos. El consumidor no tiene la culpa, pues la situación es la que es». La solución al problema está, dice el experto, en nuestro sistema político. «El Estado debe establecer ciertos límites a la economía, hacer que esté al servicio de los ciudadanos. Evidentemente no estoy hablando de un modelo intervencionista, pero sí de un necesario control. España, por ejemplo, no debería permitir que productos fabricados con mano de obra infantil cruzasen su frontera».

«Compramos el doble de lo necesario»

El 'low cost', prosigue Burgaya, «es un sistema fundamentado en el despilfarro y basado en el trabajo injusto». «Consumimos el doble de lo que necesitamos y debemos saber que nuestro planeta no podrá sostener este ritmo a largo plazo». Necesitamos, explica el autor, un cambio de paradigma que ponga fin a este modelo «absurdo». «Cuando compramos barato estamos contribuyendo a tener una sociedad sin garantías y con salarios precarios. ¡Es de locos!»
¿Hay marcha atrás? Es decir, ¿estaría usted dispuesto, como consumidor, a renunciar estos precios de «ganga»? «No se trata de que el ciudadano quiera o no quiera pagar de más. Son los gobiernos los que tienen que hacer los deberes, recuperar las riendas de la economía y establecer mecanismos para una cierta redistribución de la riqueza. Con esto no quiero decir que busquemos un sistema económico basado en el igualitarismo, pero no podemos olvidar cuál ha sido siempre la función de la economía: proporcionar el mayor bienestar al mayor número de personas».

El 'low cost' nos empobrece

Preguntamos a Josep Burgaya si cree que nuestra sociedad tiene presente que, cuando compra barato, está contribuyendo a que la miseria de los trabajadores de Bangladesh perdure en el tiempo. «No lo creo», asegura. Lo peor, dice, es «que ni siquiera nos damos cuenta de que nos condenamos a nosotros mismos. Esta dinámica nos está llevando a una vida precaria y a la pérdida de empleos. Buscamos lo más barato sin saber que eligiendo el 'low cost' solo conseguimos empobrecernos».
La creciente desigualdad que este sistema genera dará lugar, además, «a una sociedad fracturada y en la que los problemas de fondo no podrán solucionarse». «Tener un contrato estable será un sueño. Nos hemos instalado en la cultura de la precarización y nos dirigimos a un mundo en el que los trabajadores alternarán el empleo con el desempleo. Creo que todavía estamos a tiempo de solucionarlo».
http://www.abc.es/economia/20150420/abci-peligro-comprar-lowcost-201504151931.html?ns_campaign=Newsletter_730_20150420_071001&ns_mchannel=NW&ns_source=NW-730&ns_linkname=4&ns_fee=0&voctag=abc&m_i=F98F69JAHH8%2BJNkJXVSAOeHZchgsOg083uOplB14bDkh_V3V3y3cHHEscHvCYCDYuutqCYxD5qHjDM8RPqdbM0zuCBCb1n8Y0w3dnO%2Bw

miércoles, 17 de junio de 2015

Podemos y la victoria del odio

Se trata de odio. Un odio revanchista, vindicativo, resentido, recalentado en un microondas ideológico. Un odio inflamado que ha encontrado cauce, por fortuna incruento, en la desmesurada violencia verbal que azuza la jauría del ciberactivismo en las redes sociales. Un odio que ha encendido en una parte de la izquierda la chispa de la ruptura civil que la Transición dejó apagada por miedo o por cordura. Y son las nuevas generaciones, las más alejadas del conflicto que hirió nuestra convivencia en el siglo XX, las que han resucitado con pasmosa inconsciencia el discurso cainita, el rencor retroactivo de la catástrofe.
Las infamias y barbaridades del concejal Zapata podrían constituir sólo una anécdota, un incidente político medio zanjado por la alcaldesa Carmena al medio obligarle a presentar media dimisión. La categoría la representa el enconado cerrilismo con que sus partidarios han apretado filas ante una evidencia que debería sonrojarles. La ofuscación exaltada y el entusiasmo espeso con que absuelven una flagrante indignidad desde el más obnubilado y aberrante sectarismo. El lenguaje vomitivo y feroz –banqueros ahorcados, adversarios en la guillotina, víctimas humilladas– con que llevan meses trivializando el fanatismo y la barbarie. Ese sombrío furor extremista demuestra que bajo su retórica de dignidad y sus banderas de justicia no traen un proyecto de regeneración sino de una abstracta, obtusa venganza.

Durante mucho tiempo, en ese ahora denostado «régimen» constitucional, la pulsión rupturista encontró el freno sensato de la socialdemocracia. Antes de sumergirse en el vértigo del poder por el poder, el felipismo embridó las tentaciones de vendetta social al sumergirlas en el programa de refundación democrática. Pero el PSOE actual se ha descompuesto, ha perdido durante los años de crisis su hegemonía en la disputa del voto pragmático, ha extraviado su papel de partido-guía de la izquierda y se ha abrazado a los radicales para tratar de auparse sobre su propio fracaso. Los pernos que desatornilló el zapaterismo con su empeño revisionista de la Transición han acabado de soltarse. El siniestro eslogan del miedo que cambia de bando representa la verdadera naturaleza de este método antagonista que se jacta de recuperar la amenaza, el dicterio y el acoso como herramientas normalizadas de acción política.
Esta escalada de crispación antisistema tiene lugar en medio de un panorama político desestructurado e inconsistente, en el que frente a una derecha torpe y autista y a una socialdemocracia átona y sin ideas se crece una ultraizquierda sugestionada de vocación revolucionaria. Síntoma de que algo se ha roto en la médula de la sociedad española durante esta larga crisis cuyas secuelas de empobrecimiento material han deshecho la cohesión institucional y escombrado los intangibles morales. Mal diagnóstico. Complicado remedio.
 http://www.abc.es/lasfirmasdeabc/20150617/abci-pernos-flojos-201506161940.html

lunes, 15 de junio de 2015

Monedero y la doble vara de medir de la izquierda española

Acusa a Fraga de ejecutar después de aparecer él junto a una foto del Che

Monedero, que apoya a Zapata, en 2014: “el perdón sólo se conjuga dimitiendo”

Lun 15·6·2015 · 17:59 2
Desoyendo la petición de la Comunidad Judía y de toda la oposición, Carmena no ha cesado al concejal Guillermo Zapata por sus tuiteos antisemitas. Ha dimitido él, pero no entrega el acta e incluso podría ser nombrado concejal de distrito. Es decir, que no dimite, sólo le recolocan.
Firma: Expulsión de los concejales violentos
La Comunidad Judía española podría llevar a Zapata ante la Justicia si Carmena no le cesa
El nuevo Concejal de Cultura de Madrid y sus repugnantes bromas antisemitas
Tampoco es cesado el concejal que sugirió “torturar y matar a Gallardón”
En Ahora Madrid, la marca madrileña de Podemos, ni siquiera han planteado el cese o la dimisión de Pablo Soto Bravo, el concejal que sugirió “torturar y matar a Gallardón”, entre otros tuiteos de contenido muy violento que puedes ver aquí. Para colmo, si alguno de los dos entregase el acta su posible sustituta sería Alba López Mendiola, que se define como “feminazi” y que el año pasado decía que Emilio Botín debió morir “en la calle o colgado”, según informa Libertad Digital.
Desde Podemos apoyan a Zapata y Monedero le equipara con Valle Inclán
Para hacer frente al escándalo mediático causado por los comentarios violentos y ofensivos de los concejales de Ahora Madrid, varios dirigentes de Podemos han salido en apoyo de Zapata. También lo ha hecho el exdirigente y cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero, que se ha descolgado hoy con un artículo en su blog del diario ultraizquierdista Público -uno de los medios que más se han destacado por su apoyo a Podemos-, en el que equipara a Zapata con Valle Inclán. ¿Habrá leído Monedero alguna vez algo escrito por el famoso autor gallego? No me imagino a don Ramón María mofándose de un genocidio, o de víctimas de violaciones y atentados.
Monedero atribuye todo el escándalo a una confabulación del PP
Monedero también afirma lo siguiente: “El PP rastreó más de 30.000 tuits de Guillermo Zapata -y supongo que también de los demás concejales del cambio- buscando cadáveres en el armario.” Este señor no se entera. En este blog se publicaron esas capturas, que busqué yo mismo, antes de que las publicasen El Mundo y El País, y yo no soy del PP. Me parece bastante cínico por parte de Monedero intentar zanjar cualquier error o barbaridad que comete un fan de Podemos culpando al PP. En este sentido, Monedero ya me recuerda a Franco, que atribuía todos los males y cualquier crítica a su régimen a una confabulación judeomasónica. Tanto en el caso del fallecido dictador como en el de Monedero, la razón para echar mano de esa burda estrategia es más que evidente: es mucho más fácil inventarse conspiraciones a las que culpar de todo, que reconocer los errores, pedir perdón por ellos y asumir responsabilidades.
Lo que decía Monedero en 2014 sobre pedir perdón y dimitir
Y hablando de pedir perdón, esto es lo que decía Monedero el pasado mes de octubre:
Por lo visto, esto de dimitir vale para todos menos para Podemos y sus marcas blancas.
¿Fraga firmó sentencias de muerte siendo Ministro de Turismo y Embajador?
Sin el mejor rubor, tras atribuir al PP todas las críticas tanto dentro como fuera de España a los miserables comentarios de Zapata, Monedero se lanza sin más a la difamación: “Guillermo Zapata no es racista ni xenófobo ni antisemita. Algo que sí son muchos miembros del PP.” Vaya. ¿Y cómo es que esas ofensas antisemitas se las encuentran a un amiguete de Podemos, y no a “muchos miembros del PP”? En el colmo de la ignorancia, Monedero afirma en su artículo: “El PP fundado por Manuel Fraga exige la dimisión de Guillermo Zapata. El mismo PP del mismo Fraga que firmó sentencias de muerte en gobiernos de Franco”. ¿Cómo? Durante el franquismo Fraga fue Ministro de Turismo y Embajador en Londres. Fraga no firmó ni una sola sentencia de muerte en toda su vida: Monedero miente como un bellaco, otra vez.
Calumnia a Fraga mientras cuelga el retrato de un verdugo comunista

El que sí firmó sentencias de muerte fue el criminal cuyo retrato acompaña a Monedero en esta foto. Están documentados 79 fusilamientos por orden directa del Che Guevara. Estas ejecuciones eran justificadas por el Che con estas palabras: Para enviar hombres al pelotón de fusilamiento, la prueba judicial es innecesaria. Estos procedimientos son un detalle burgués arcaico. ¡Esta es una revolución! Y un revolucionario debe convertirse en una fría máquina de matar motivado por odio puro.” El 11 de diciembre de 1964 él mismo reconoció ante la ONU: “fusilamientos, sí, hemos fusilado; fusilamos y seguiremos fusilando”. Podéis escucharle a él mismo diciendo estas brutales palabras en esta grabación de dicho discurso ante la ONU:
Monedero: “el Che hablaba de amor y amaba por los cuatro costados”
Sobre este criminal, Monedero escribía lo siguiente en su blog en 2010: el Che hablaba de amor y amaba por los cuatro costados. ¿También hablaba de amor cuando ordenaba fusilar a docenas de personas, o cuando animaba a los suyos a convertirse en “una fría máquina de matar motivado por odio puro”? ¿Su salvaje discurso ante la ONU, reconociendo y anunciando más fusilamientos, fue tal vez un poema de amor?
Calumnia a Fraga después de salir en defensa de Santiago Carrillo
Otro que también fusiló, pero a miles, fue Santiago Carrillo, al que Monedero dedicó un elogioso artículo en 2012, crímenes cuya autoría niega el cofundador de Podemos, para a continuación decir que los asesinados por Franco lo fueron por ser fieles a la República “contra la que se levantaron los fusilados de Paracuellos.” ¿Quiso decir que si fusilaba Franco estaba mal, pero los asesinados en Paracuellos -niños incluidos- estaban bien fusilados?
Ésta es, amigos míos, la izquierda que se cree poseedora de una superioridad moral de la que carece por completo. En el fondo la izquierda de Monedero y de Zapata es una que piensa que el perdón existe para que otros les pidan perdón a ellos, no para que ellos se lo pidan a nadie, porque ellos no tienen nada de lo que avergonzarse, ni tan siquiera de verdugos como el Che o Carrillo, así que ya no digamos de un par de energúmenos que usan sus cuentas de Twitter para mofarse del Holocausto y de niñas violadas y mutiladas, o para sugerir que se torture y mate a un ministro.
 outono.net/elentir/2015/06/15/monedero-que-apoya-a-zapata-en-2014-el-perdon-solo-se-conjuga-dimitiendo/#comment-207470

jueves, 11 de junio de 2015

Podemos enseñará represión policial en Madrid

Podemos se niega a condenar las violaciones de DDHH de la Policía chavista

¿Así es como enseñará Podemos a “actuar correctamente” a los policías en Madrid?

Jue 11·6·2015 · 7:23 0
Ayer se conoció que un miembro de Podemos será quien controle a la Policía Municipal de Madrid. Entre otras cosas, el partido de ultraizquierda pretende enseñar a los policías a “actuar correctamente” ante “manifestaciones, asambleas y desalojos”.
A Pablo Iglesias le “emociona” ver a encapuchados pateando a un policía
Podemos, IU, AGE y Bildu votan contra una condena de los crímenes chavistas
El tiro en la cabeza al opositor, práctica habitual de la Policía chavista
El vídeo que veis sobre estas líneas fue grabado el 12 de febrero de 2014 en Maracaray (Aragua), Venezuela. En él se ve a un grupo de policías chavistas en motos acudiendo a reprimir una protesta estudiantil. En el minuto 1:57 vemos como estos motorizados se acercan a varios jóvenes. Éstos se tiran al suelo, pero los policías chavistas la emprenden a patadas y pisotones contra los jóvenes, dejando a una chica inconsciente en el suelo. A uno de los jóvenes lo desnudan después de golpearle, y luego se llevan a una chica detenida. Ese mismo día fue asesinado en Caracas, de un tiro en la cabeza, Bassil Da Costa, estudiante de 24 años que participaba en una manifestación contra el régimen chavista. También asesinaron a Roberto José Redman Orozco, de 31 años y que había ayudado a llevar el cadáver de Bassil . A Roberto José le dieron un tiro en la frente dos motorizados cuando volvía a su casa. Seis días después las milicias chavistas asesinaban a la joven Génesis Carmona, que también participaba en una protesta. A día de hoy la brutal represión chavista ya lleva docenas de muertos, algunos de ellos tan jóvenes como Kluivert Roa, un niño de 14 años asesinado por un policía chavista le dio un tiro en la cabeza.
189 asesinados y 31 muertos por torturas en 2014, violaciones, palizas…
A finales de noviembre el Comité de la ONU contra la Tortura denunció las torturas y abusos sufridos por los opositores venezolanos. Este Comité denunció que entre 2011 y 2014 se registraron más de 30.000 denuncias por violaciones de los derechos humanos en Venezuela. La ONU denunció que muchas detenciones arbitrarias en Venezuela han acabado en “palizas, descargas eléctricas, quemaduras, asfixia, violación sexual y amenazas”, y citó en concreto el caso de la jueza María Lourdes Afiuni, detenida por orden del gobierno y violada por un agente de seguridad que quedó impune. Anteayer la ONG Provea denunciaba que en 2014 se registraron en Venezuela al menos 189 ejecuciones extrajudiciales a manos de policías y militares, y 31 personas murieron por “torturas” o “uso excesivo de la fuerza”. Entre las víctimas de estos crímenes se cuentan tres menores de hasta 12 años y 25 adolescentes.
Podemos ya votó contra dos condenas de la brutal represión chavista
Estas atrocidades las perpetra un régimen al que asesoraron dirigentes de Podemos, cobrando considerables cantidades de dinero por ello. Tal vez esto explique que a pesar de todos los hechos referidos, a pesar de que en Venezuela la Policía actúa como lo hace en una dictadura, en diciembre Podemos rechazó condenar la brutal represión chavista en una votación en la Eurocámara. y también rechazó una segunda condena de esas violaciones de derechos humanos en marzo. ¿Y ahora va a ser este partido de ultraizquierda el que les diga a los policías madrileños cómo “actuar correctamente” ante manifestaciones? Es para echarse a temblar.

 outono.net/elentir/2015/06/11/asi-es-como-ensenara-podemos-a-actuar-correctamente-a-los-policias-en-madrid/

martes, 2 de junio de 2015

La verdad sobre la superpoblación del planeta

Un movimiento surgido de la idea de que sobra parte de la humanidad
Ese mismo día el diario publicó una crónica titulada “The Unrealized Horrors of Population Explosion” (Los horrores no realizados de la explosión poblacional). En él aborda el catastrofismo surgido en la segunda mitad de la década de 1960 en torno al mito de la superpoblación, plasmado en una película tan famosa como “Soylent Green” (1973, estrenada en España con el título de “Cuando el destino nos alcance”), ambientada en un mundo infestado de gente pasando hambre, con los océanos secos y los cuerpos de los muertos reciclados para producir alimentos. Pero a quien más deja en evidencia el NYT es al biólogo estadounidense Paul R. Ehrlich, autor en 1968 del libro “The Population Bomb” (La bomba poblacional), que se ha convertido en la biblia de los neomaltusianos. En esa obra se daba por perdida la batalla para alimentar a toda la humanidad, dibujando un futuro apocalíptico marcado por las hambrunas y el exceso de población. Se convirtió en un éxito de ventas, difundiendo millones de ejemplares e influyendo notablemente en la clase política del momento a pesar de las absurdas profecías de su autor: por ejemplo, dijo que cientos de millones de personas -de ellas, 65 millones de estadounidenses- morirían de hambre en la década de 1970, y anunció: “Inglaterra no existirá en el año 2000″.
Ehrlich puso como “líder” a una España con una grave carencia de niños
Como bien recordaréis, sin que hubiese desaparecido aún Inglaterra ni se cumpliese ninguno de sus pronósticos catastrofistas, el año pasado Ehrlich vino a España a recomendar el aborto como remedio contra una supuesta superpoblación. Le invitó a pontificar sus patrañas la Fundación BBVA y el diario progre El País le sirvió de altavoz. Lejos de rectificar sus anuncios agoreros, que ya se han demostrado falsos, Ehrlich puso a España como “líder en demografía”, y eso a pesar de las cifras que demuestran que España vive una crisis demográfica que hace cada vez más insostenible su sistema de pensiones, al haber cada vez más población pasiva percibiendo una prestación pública, y cada vez menos población activa financiando con sus impuestos esas prestaciones. Se trata de un grave problema que contribuye a agravar la situación económica en España, como viene alertando Alejandro Macarrón. Y no es el único.
Las graves consecuencias de la baja natalidad ya se hacen notar en España
En enero de 2011 la prestigiosa consultora PWC publicó un informe demoledor alertando sobre los graves efectos del envejecimiento de la población y de la baja natalidad en España: En España hemos pasado de tener un ratio de 4 trabajadores por pensionista a finales de los años setenta a otro de 2,6 en la actualidad, y se espera que el mismo sea de cerca de 1,2 en las próximas décadas. Como consecuencia de lo señalado, el coste de las pensiones en los próximos 40 años se incrementará notablemente según las previsiones de la OCDE, pasando de representar el 8,9% del PIB en 2010 al 15,5% en 2050. Si consideramos los ingresos previstos, el sistema público de pensiones podría ser deficitario a partir del año 2025. Ante un panorama así, ya sólo se pueden mantener las pensiones reduciendo su importe o aumentando los ingresos del Estado -vía impuestos- para financiarlas. Precisamente en 2010 Zapatero elevaba la edad de jubilación hasta los 67 años (con un plazo de 15 años, entre 2013 y 2027) y al año siguiente congelaba las pensiones. Y el problema no se ha quedado ahí, por supuesto: en los últimos tres años el gobierno de Rajoy ha tenido que recurrir a la hucha de las pensiones para poder pagarlas, pasando el importe de esa hucha de un máximo histórico de 65.830 millones de euros en 2011 a 24.196 millones hoy en día. Es decir, que en sólo 4 años esa hucha se ha quedado reducida a un 36,75% de su volumen en 2011. No hace falta ser un experto en matemáticas para comprender cuántos años más durará esa hucha al ritmo actual…
Ehrlich sugirió en 2009 que los españoles en paro sobran
Incapaz de reconocer que está equivocado y empeñado en sostener tesis que ya se han demostrado falsas, en 2009 Ehrlich explicaba a El País su receta para España: “Tiene un 20% de paro. Con un 20% menos de población vivirían mucho mejor.” ¿Lo que quiso decir es que esos españoles en paro sobran en nuestro país? Hay que tener en cuenta que a la ya citada crisis demográfica que padece España se ha visto agravada por dos millones de abortos en 30 años. ¿Sugiere Ehrlich que los españoles dejen de tener hijos y que en unos años esto sea un geriátrico, o está insinuando otras opciones estilo “solución final”? Lo pregunto porque tras reivindicar a Malthus, cuyas teorías sobre la superpoblación ya han sido desacreditadas desde hace décadas, Ehrlich consideraba “insensato que EEUU tenga 380 millones de habitantes. No necesitamos más de 140 que es la cifra que teníamos cuando ganamos la Segunda Guerra Mundial”. Por lo visto, olvidó decir que su pronóstico en los años 60 fue que en la década siguiente morirían de hambre 65 millones de estadounidenses. Eso nos da una idea de la nula credibilidad de sus pronósticos.
Criminaliza a las familias numerosas y equipara a los bebés con la basura
Apelando al cambio climático, en aquella ocasión el biólogo estadounidense llegó a criminalizar así a las familias numerosas: “cada pareja que decide tener un tercer hijo amenaza el equilibrio ambiental”. Leyendo estas burradas, no es de extrañar la falta de apoyo a esas familias en entornos ideológicos progresistas, fuertemente influenciados durante décadas por las patrañas de Ehrlich. Los gestos de desprecio del biólogo estadounidense contra las familias con hijos no han cesado. Como señalaba el NYT el pasado domingo, tras reprocharle su falta de autocrítica al comprobarse que sus profecías resultaron del todo falsas, Ehrlich equiparó a los bebés con la basura, diciendo que permitir que las mujeres tengan tantos bebés como ellas quieran es como dejar que todo el mundo “tirar tanta basura como quiera en el patio trasero de su vecino”.
Ehrlich no hace autocrítica; The News York Times, tampoco
Las infames palabras de Ehrlich han llevado a uno de sus antiguos partidarios, el editor Stewart Brand, a convertirse en un crítico del biólogo catastrofista: ¿Cuántos años han de no tener el fin del mundo para llegue a la conclusión de que “tal vez no terminó porque la razón era incorrecta”? Pero esa falta de autocrítica no se echa de menos solamente en los planteamientos de Ehrlich, sino también en las páginas del periódico que ahora se vuelve contra él tras esperar 47 años a ver si se cumplían sus pronósticos. Y es que The New York Times ha sido durante años uno de los medios que han sostenido ese mito, entre otros motivos porque resultaba muy conveniente para su promoción del aborto, una promoción en la que no ha tenido reparos en retorcer los hechos hasta extremos repugnantes. Por ejemplo, hace dos años Kermit Gosnell, propietario de un abortorio, fue condenado por tres asesinatos en primer grado de bebés que habían sobrevivido a abortos: el NYT afirmó que Gosnel había asesinado a “fetos”, no a bebés. En este sentido, no cabe atribuir a la casualidad un hecho muy significativo: en su crónica del domingo sobre el timo de la superpoblación, el NYT no hace ni la más mínima mención al aborto, a pesar de que los grupos de presión abortistas -respaldados por influyentes medios como el NYT- han usado durante años ese mito a nivel mundial para promover la desprotección legal de los niños y niñas por nacer, a fin de facilitar su eliminación. ¿Habrá que esperar otros 47 años a que el NYT critique esa infamia?

 outono.net/elentir/2015/06/02/the-new-york-times-deja-por-los-suelos-las-teorias-catastrofistas-de-la-superpoblacion

miércoles, 27 de mayo de 2015

Hijos de familia homoparental

BD.- El lobby homoparental se apoya sobre estudios que, en su casi totalidad, no son más que seudo científicos. La intoxicación está suficientemente bien hecha para que todo el mundo se convenza de que estos estudios prueban que los niños criados por padres homosexuales se portan bien. Sin embargo, sólo basta tomarse el trabajo de verificar la naturaleza de los trabajos citados para entender sus debilidades metodológicas y sus manipulaciones en cuanto a la elección de los grupos estudiados.
Maurice Berger es profesor de sicopatología del niño, jefe de servicio de siquiatría en el Centro Hospitalario Universitario de Saint-Étienne y miembro de varias comisiones interministeriales para la protección de la niñez en Francia. Para el profesor Berger, “el lobby homoparental utiliza un método sencillo: el engaño”. Es imposible imaginar menos objetividad en las publicaciones existentes sobre este tema. “No difference”: esa es la eterna conclusión del conjunto de los trabajos comparativos del desarrollo síquico de los niños criados por parejas homosexuales y heterosexuales. Sin embargo, la casi totalidad de esos trabajos no utilizan métodos científicos rigurosos. Son estudios claramente militantes basados en la palabra de los “padres” (la mayoría de las veces se trata de voluntarios, no elegidos al azar, reclutados por los lobbies homosexuales), ausencia de grupos de comparación, comparaciones con niños provenientes de parejas heterosexuales pero criados en familias recompuestas u homoparentales, efectivos estudiados insuficientes… En definitiva: trabajos que coleccionan defectos metodológícos tan groseros que deberían ser desechados por cualquier comité de lectura digno de ese nombre.

Pero no sólo es el carácter erróneo de los trabajos esgrimidos por los lobbies lo que hay que poner en el expediente contra la homoparentalidad. Un estudio publicado el verano pasado cuestiona radicalmente la línea oficial que prevalece actualmente, que acredita que la tesis según la cual no haría ninguna diferencia en términos de salud mental entre los niños criados por parejas homosexuales y aquellos que lo son por parejas heterosexuales.
Las investigaciones del profesor Mark Regnerus de la Universidad de Texas destruyen el discurso vigente apoyándose sobre el examen de 3.000 niños crecidos en el seno de 8 estructuras familiares diferentes a partir de 40 criterios sociales y emocionales. Los resultados más positivos conciernen a los adultos provenientes de familias “tradicionales”, los cuales manifiestan sentirse más felices, gozan de mejor salud mental y física y consumen menos drogas que los demás.

A la inversa, los niños criados por lesbianas son los que peor estado presentan, con un aumento estadístico inquietante de depresiones en ese grupo. Los adultos provenientes de ese grupo dicen haber sido a menudo víctimas de abusos sexuales (23% contra 2% entre los niños de parejas heterosexuales casadas) y sufren de precariedad económica (69% dependen de prestaciones sociales contra 17% de los criados por su padre y su madre).

¿Por qué un tal divergencia de resultados en esos estudios de psicología comportamental? La explicación la ofrece la calidad del trabajo de Regnerus, que arroja indirectamente una luz cruda sobre los errores metodológicos de los precedentes estudios. El profesor tejano ha tenido mucho cuidado en efectuar su encuesta sobre un gran número de adultos, al contrario de los antiguos trabajos que se limitan a muestras ridículas por su tamaño. Además, Regnerus apoya sus conclusiones sobre las respuestas de los propios interrogados y no sobre los datos aportados por sus “padres”.
Después del análisis del conjunto de las respuestas, la conclusión del profesor Mark Regnerus es indiscutible: el modelo familial que reposa sobre “la unión conyugal estable del padre y la madre biológica (cada vez más parecida a una especie en peligro) sigue siendo el entorno más seguro para el desarrollo del niño”. Todas las demás combinaciones, según el universitario norteamericano, causa un prejuicio a largo término en el equilibrio del niño, sean cuales sean las cualidades humanas y educativas de los homosexuales, que nadie pone en tela de juicio aquí.
Meterse en otra vía que no sea el “modelo familial tradicional” (pareja conyugal heterosexual estable) equivale a negar frontalmente el principio reconocido por la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, según el cual el interés superior de éste (la parte más débil y sin defensa) debe pasar siempre por delante de cualquier otra consideración.

Esta publicación, que confirma lo bien fundado de la estructura ética y antropológica de la alianza conyugal entre un hombre y una mujer para asegurar el pleno desarrollo del niño, no puede ser silenciado por más tiempo, ante la legalización del matrimonio homosexual en algunos países y su próxima implantación en otros, lo que abre la posibilidad de la adopción por las las parejas homosexuales.
El deber de los gobiernos consiste en verificar la fiabilidad de los trabajos en los que se apoyan los lobbíes homosexuales y darle el lugar que le corresponde al saber y a la ciencia y no a los estudios tendenciosos y amañados de los grupos que militan por los objetivos de grupos exclusivamente motivados por lo que ellos consideran sus derechos. Es necesario un debate a fondo, pues en este tema ¿quién se preocupa del interés de los niños?
alertadigital.com/2013/05/17/el-23-de-los-ninos-criados-por-padres-homosexuales-sufren-abusos-sexuales/

martes, 26 de mayo de 2015

El 87% de los pederastas son homosexuales

La relación que existe entre la homosexualidad y la pederastia es un aspecto esencial dentro de ambos fenómenos y uno de los temas que algunos activistas gay desean negar o ignorar, mientras que otros lo admiten sin reparos.
La Dra. Judith A. Reisman, ex profesora de investigación de la American University y testigo en calidad de experta ante la comisión sobre la pornografía del fiscal general de Estados Unidos, confirma que solamente el 9% de la población heterosexual, es pederasta. En cambio la población homosexual pederasta alcanza el 60%.[1] En otras palabras, el 87% de la población pederasta es homosexual, mientras que el 13% restante es heterosexual. Sin embargo, la Asociación Americana de Psiquiatría, compuesta mayormente por activistas gay, niega que exista esta relación.
Por otra parte, según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, los pederastas adultos son varones en más de un 90% de los casos. El informe publicado en 2004 por el John Jay College, considerado como el más completo sobre el tema en EE.UU., constata que además, el 81% de las víctimas eran también varones. En otras palabras, ya sea que el agresor se declare homosexual o no, la pederastia implica un acto homosexual en la gran mayoría de los casos, donde tanto el adulto como el niño son varones[2].

Efectos de la educación

El Dr. Alfred C. Kinsey, cuya ideología sexual ha sido objeto del estudio de Reisman, fue uno de los principales responsables de la difusión de un relativismo sexual que incluye la aceptación solapada del homosexualismo y de la pedofilia, relativismo que ha influido mucho en la educación sexual durante las últimas tres décadas.
Contrariamente a la postura difundida por activistas a favor del homosexualismo, la Dra. Reisman dice que los estudios realizados en torno al tema demuestran que los que practican una conducta homosexual son más propensos a maltratar sexualmente a los niños. Un número significativo de hombres que practica el homosexualismo recluta varones menores de edad, práctica que se ha facilitado debido a la "educación" sexual hedonista que se imparte en muchas escuelas públicas de Estados Unidos y a programas "educativos" eufemísticamente llamados "programas de diversidad", que les enseñan a los escolares a considerar el homosexualismo como algo normal y aceptable, dice Reisman.
El periodista Eulogio López, creador del portal Hispanidad.com[3] se refirió a la educación y la homosexualidad de la siguiente manera:
La homosexualidad no es la causa de la actual crisis moral sino su consecuencia lógica. Hace 25 años, cuando un adolescente mostraba las inclinaciones dudosas propias de la edad, se le animaba a cambiar y lo hacía en un 99% de los casos. Hoy se le explica al niño lo de la libre opción sexual. Se lo suelen explicar homosexuales del orgullo gay, pagados por el Estado[4].

Investigación científica

La agencia noticiosa electrónica WorldNetDaily informó sobre la investigación de la Dra. Reisman[5][6] en el número de octubre del 2001 de su revista.

Estudios realizados por Reisman

La Dra. Reisman llevó a cabo dos estudios científicos: Crafting Gay Children: An Inquiry into the Abuse of Vulnerable Youth Via Establishment Media and the School Room ("Niños homosexuales producto del artificio : Una investigación del maltrato de la juventud vulnerable a través del establishment de los medios de comunicación y del aula escolar", traducción libre) y Partner Solicitation Language as a Reflection of Male Sexual Orientation ("El lenguaje seductor como reflejo de la orientación sexual masculina", traducción libre). Ambos estudios constituyen un seguimiento a la labor de investigación que Reisman comenzó con su estudio Kinsey: Crimes and Consequences ("Kinsey: crímenes y consecuencias").
La investigación de Reisman, que se ha basado en estadísticas del gobierno obtenidas en 1992, señala que el 9% de entre 86 y 88 millones de hombres heterosexuales maltrató sexualmente a 8 millones de chicas menores de 18 años, lo cual constituye el 25% de todas las chicas de esa edad. Un porcentaje no determinado de hombres que practican el homosexualismo maltrató de 6 a 8 millones de chicos menores de 18 años, lo cual constituye del 17 al 24% de todos los chicos de esa edad. Ello implica que de 3 a 4 chicos son víctimas del maltrato homosexual por cada hombre que practica el homosexualismo. Sólo 0.09 chicas son víctimas de maltrato sexual por parte de un hombre heterosexual, lo que significa que el promedio de dicho maltrato es que 1 de cada 11 hombres heterosexuales maltrata sexualmente a una chica menor de 18 años.
La Journal of the American Medical Association, la revista de la Asociación Médica de Estados Unidos, publicó los siguientes datos que vienen a corroborar los hallazgos de Reisman: el 50% de las víctimas masculinas del SIDA informaron que, cuando había cumplido los 16 años, ya había tenido relaciones sexuales con un hombre adulto y el 20% de las mismas informó que, cuando había cumplido los 10, también ya había tenido este tipo de relaciones con un hombre adulto.

http://es.metapedia.org/wiki/Homosexualidad_y_pederastia

lunes, 18 de mayo de 2015

Homosexualidad y pederastia

El abuso sexual ha sido tema de discusión y acusación enfocado exclusivamente hacia la Iglesia Católica. El problema es grave y su presencia debe ser erradicada y arrancada desde la raíz. Pero este problema que afecta a muchos niños no es exclusivo de las estructuras eclesiásticas, como dan la impresión los medios de comunicación. El abuso sexual de menores o pederastia se presenta en la mayoría de las instituciones que trabajan con niños y jóvenes y, para sorpresa de muchos, la incidencia de este delito es mayor en las instituciones civiles que en las religiosas.
Cifras y estadísticas de Estados Unidos arrojan conclusiones muy interesantes que dejan ver la naturaleza y raíz del fenómeno. De acuerdo a la Dra. Judith A. Reisman, Experta ante la Comisión de Pornografía del Fiscal General de los Estados Unidos, de la American University, las características de los pederastas se pueden ver al observar que: (1)
  • El 87% de los pederastas son homosexuales
  • El 13% de los pederastas son heterosexuales
  • El 90% de los pederastas son hombres
  • El 81% de las víctimas son niños
  • Entre el 30% y el 60% de los homosexuales registran actividad sexual con menores de edad.
Esto nos habla claramente de la pederastia como una actividad con rasgos homosexuales y de una alta prevalencia entre los miembros de esta población. Nos muestra también que los niños varones están más expuestos que las niñas.
Por otro lado, la incidencia de la pederastia en la población revela un contraste llamativo. El porcentaje de pederastas entre la población civil es del 8.9%, es decir que casi el 9% de la población es pederasta. Este nivel es casi el doble del 4% de clérigos o miembros de alguna Iglesia que se han encontrado que son pederastas. (2)
En esta alta incidencia en la población civil, los ámbitos más afectados son las escuelas públicas, tanto en Estados Unidos como en México. Pero, curiosamente, el caso de su incidencia en estas estructuras estatales, no ha sido tratada ni analizada por los medios de comunicación y organizaciones internacionales todavía. Puede ser que la razón por la que se menciona a la Iglesia como ámbito principal de este delito sea porque es la única estructura que lleva registros exactos, a comparación de las escuelas públicas de estos países, que no llevan datos.
En Estados Unidos, uno de los pocos estudios sobre los casos de maestros pederastas en escuelas públicas es el de la AP (Associated Press) realizado durante el 2007. Este estudio reveló que el abuso sexual en las escuelas públicas de este país era generalizado y casi siempre “encubierto” por los directores de las mismas, al no ser reportado a las autoridades.
En el caso de México, se ha empezado a constatar la presencia de este delito que parece ir en aumento, al surgir múltiples denuncias en escuelas de Chihuahua, Guanajuato, Veracruz, San Luis Potosí y en un complejo deportivo en Jalisco. (3)
Todos estos datos nos dejan comprender mejor un delito que no se está previniendo ni atacando del mejor modo.
Si se quiere proteger a los niños de esta terrible amenaza que los marca de por vida, debe de entenderse a fondo su naturaleza y hacer conciencia, dentro de la Iglesia y fuera de ella, en qué lugares están más expuestos, porque son ámbitos de su vida diaria, como son las escuelas y los centros deportivos.
(1) Judith A. Reisman, Crafting Gay Children. Psychiatric Journal, University of Ottawa, J. W. Bradford et al., 1988
(2) “The nature and Scope of the problem of Sexual Abuse of Minors by the Catholic Priests and Deacons in the United States” 2004 , “The Causes and Context of Sexual Abuse of Minors by Catholic Priests in the United States 1950-2010” 2011. John Jay College of Criminal Justice of New York.
 http://www.agenciacatolica.org/articulos/item/168-lo-que-no-se-sabe-de-la-pederastia.html

lunes, 11 de mayo de 2015

La verdad sobre Ciudadanos

Últimamente se está hablando mucho del partido de Albert Rivera. Algunos incluso lo presentan como “el Podemos de derechas”, quizá con la equívoca idea de que todo lo que hay a la diestra de Podemos es derecha. Desde luego, creo que Ciudadanos es una de las opciones más presentables del centro-izquierda, pero hay cosas en su programa que me parecen inaceptables.
Porque no quiero que los políticos decidan por los padres sobre el idioma
Empezando por su ideario, Ciudadanos afirma: los sentimientos identitarios de tipo cultural, lingüístico o histórico también deben ser excluidos de la esfera pública. Consideramos que las identidades son individuales y no colectivas, producto del libre desarrollo de la personalidad de cada individuo: dada su naturaleza privada, los poderes públicos están obligados a respetarlas sin inmiscuirse en ellas.” Discrepo: claro que existen las identidades colectivas. De no ser así, España no sería una Nación. El problema no es que existan o no, sino cómo se conjugan con los derechos individuales, y en esto Ciudadanos es incoherente. Y es que en el apartado de “lenguas e identidades” de su web afirma: “Proponemos bilingüismo español-inglés en todo el sistema educativo nacional y trilingüismo en las CCAA con dos lenguas oficiales.” Es incomprensible que un partido ponga el libre desarrollo del individuo por encima de todo y a la vez proponga casi lo mismo que ha implantado el PP en Galicia (traicionando su promesa de libertad lingüística): un sistema en el que los políticos siguen decidiendo por los padres, en vez de respetar el derecho de éstos a decidir la lengua de escolarización de sus hijos. Desde este blog vengo defendiendo el modelo de libertad lingüística que propone Galicia Bilingüe, un modelo en el que son los padres quienes eligen la lengua en la que quieren escolarizar a sus hijos. Hace años que sé que ese modelo no es el del partido de Albert Rivera. Primero C’s defendía una escuela bilingüe con una presencia mínima de cada lengua del 35%. Luego lo cambió por un modelo trilingüe de cuotas fijas: “40% catalán, 40% castellano, 20% inglés”. Esperaba que lo reconsiderasen, pero en vez de rectificar, Ciudadanos quiere extender ese modelo a toda España. No lo hará con mi voto.
Porque no quiero que los políticos decidan por los padres sobre la religión
De igual forma, la página sobre educación de la web de Ciudadanos afirma: “Desde el respeto y garantía del derecho de los padres a que sus hijos reciban la formación religiosa y moral acorde con sus convicciones recogidas en la Constitución, en C’s defendemos una escuela pública laica y proponemos la creación de una asignatura específica sobre la historia de las religiones que atienda desde el laicismo los distintos aspectos históricos y culturales de la religión”. Primero dicen respetar un derecho constitucional y luego piden liquidarlo con una asignatura laicista: una tomadura de pelo. Una vez más, lo que propone Ciudadanos es que los políticos decidan por los padres el tipo de educación que han de recibir sus hijos. Y me niego a que tal cosa la hagan con mi voto.
Porque no quiero menos libertad económica y laboral
El ideario del partido de Albert Rivera también afirma: “El ideario básico de Ciudadanos (C’s) se nutre del liberalismo progresista y del socialismo democrático.” Esto me parece una empanada ideológica tan complicada como decirse capitalista y comunista. Esa empanada se proyecta en las propuestas económicas de Ciudadanos: “Necesitamos un sistema fiscal que permita recaudar más sin subir los impuestos, sino haciendo que quienes tienen más, paguen más, persiguiendo el fraude y eliminando deducciones y exenciones.” Hablan, eso sí, de bajar el IVA a un “tipo general entre el 16% y el 19%”, y de rebajar el impuesto de sociedades, pero ¿de qué sirve eso si acto seguido eliminan deducciones y exenciones? Esa calculada ambigüedad acaba yéndose al traste con una de sus propuestas recientes más llamativas: Ciudadanos defiende un contrato único y la supresión de los contratos temporales. Esto dejaría en rigor mortis a un mercado laboral ya muy rígido como el español, dificultando la contratación y propiciando el paro. Así pues, menos libertad económica y laboral, y más dificultades para generar empleo y prosperidad. Que C’s aderece ese alegato echando pestes contra la “Europa de los mercaderes” me parece un homenaje a la demagogia. Europa ha alcanzado la prosperidad gracias al comercio y al riesgo asumido por los emprendedores en el terreno empresarial. Ya está bien de demonizar a quienes invierten y arriesgan sus bienes para crear riqueza y trabajo.
El partido de Albert Rivera también propone un “seguro contra el despido”, que en el fondo sería una cotización más a añadir a las que ya pagamos. ¿Aumentando los costes laborales y los gastos en cotizaciones es como quieren hacer despegar la economía? Además, dice que introduciría un “complemento salarial anual garantizado” para las personas con ingresos más bajos. ¿Y cómo se financiaría, quién lo pagaría? Esto viene a ser una versión reducida de la renta básica que propone Podemos. Al final, e igual que en el caso del partido de Pablo Iglesias, esto es crear políticas de “pan y circo” a costa de los contribuyentes. Por otra parte, resulta difícil de sostener un programa económico que dice que no va a subir los impuestos pero al mismo tiempo pretende disparar el gasto público con esos subsidios (porque por mucho que lo llamen “complemento”, estamos hablando de un subsidio puro y duro).
Porque rechazo toda legislación que permita liquidar a inocentes
He dejado lo más importante para el final. En su página sobre “políticas sociales”, Ciudadanos afirma: “Proponemos una ley de plazos que despenalice la interrupción del embarazo durante las primeras 12 semanas.” Así mismo, añade: “Propondremos un periodo de reflexión para que la mujer tome una decisión libre, consciente y responsable.” También apunta: “Las menores de edad no podrán abortar libremente sin el conocimiento de sus padres.” Se trataría de una ley del aborto menos mala que la vigente, creada por el PSOE y asumida por el PP. Pero “menos mala”, en este caso, es como decir que es menos malo morir de un golpe que morir quemado. Aunque sea menos mala seguiría siendo una norma injusta y cruel, pues permitiría matar a seres humanos inocentes. Desde la defensa de los derechos humanos, derechos que se derivan de nuestra condición humana -condición que adquirimos en el momento de la concepción, no por un capricho político a las 12 ni a las 14 semanas-, apoyar esa ley sería aceptar que alguien tiene derecho a quitarle la vida a un inocente, y eso es algo radicalmente inaceptable en una democracia. Aceptar eso es empujar a nuestra sociedad por la pendiente resbaladiza de la tiranía, pues si consentimos que violen ese derecho de los más inocentes e indefensos, todos los demás derechos están amenazados. Normas como la que propone Ciudadanos, igual que las que defienden el PSOE o el PP, pervierten la democracia y corrompen nuestra sociedad, haciéndola más propensa a aceptar todo tipo de abusos. Al final resulta triste comprobar que en ésta, como en las demás materias citadas, Ciudadanos se conforma con ser una alternativa que se limita a ofrecer los mismos males que el PSOE y el PP pero en distintas dosis, y yo no quiero colaborar con mi voto a eso, lo haga quien lo haga.

 http://www.outono.net/elentir/2015/02/20/por-que-no-votare-a-ciudadanos/

jueves, 30 de abril de 2015

La verdad sobre los embriones congelados

La situación de los embriones congelados no es nueva, pero sigue siendo dramática. Miles de personas humanas se encuentran en un estado del todo anormal y la pregunta que nos hacemos es: ¿es lícito transferir estos embriones al útero de una madre que no es quien los encargó cuando se hizo la fecundación in vitro? Evidentemente esta pregunta se formula en el contexto de una determinada visión antropológica, en la cual los embriones congelados de que hablamos, son seres humanos, personas, con valor absoluto y dignidad propia. La respuesta a esta pregunta es positiva. Su desarrollo se articulará respondiendo a las objeciones más frecuentes que se hacen a esta posición. Pero antes de exponer y responder individualmente a las objeciones, es conveniente analizar y distinguir bien los actos humanos implicados, para ver la catalogación moral de cada uno de ellos.

1. La fecundación «in vitro»

Es la técnica dirigida a conseguir una fertilización del oocito humano fuera de su proceso natural en la unión sexual del hombre y la mujer. Este acto es moralmente negativo en base a tres criterios fundamentales: el respeto del embrión humano, la naturaleza de la sexualidad humana y del acto conyugal, la unidad de la familia.

2. La no trasferencia del embrión fecundado «in vitro» al útero materno: es un acto humano en relación con el anterior, pero entitativamente diverso de él, tanto que puede ser realizado por diferente sujeto. Es éticamente negativo porque priva al embrión de la posibilidad de desarrollarse en el ambiente y condiciones que le son naturales.

3. La crioconservación es otro acto humano diferente de los dos anteriores, que puede ser realizado incluso por otro sujeto diverso de los anteriores. Consiste en una suspensión del desarrollo embrionario. Mediante congelación en nitrógeno líquido, individuos humanos generados son conservados a temperaturas muy bajas (-196°) en una casi total inmovilidad biológica.

La congelación y descongelación son dos técnicas que pueden producir un daño irreversible en los embriones que les cause la muerte Si bien en las últimas décadas se han realizado avances importantes en criopreservación de embriones humanos de oocitos, las tasas de mortalidad de los embriones congelados tras su descongelación se cifran entre un 30 y un 50% .

Así, en el proceso de descongelación necesario para transferir al útero de la mujer a los embriones que pudieran ser adoptados muchos morirían; pero si permanecen en el congelador por tiempo indefinido, o se descongelan sin darles la oportunidad de ser gestados morirán TODOS. Por ello, la adopción es la única alternativa que permite salvar y desarrollar la vida de algunos de ellos.

Por otra parte, es un acto moralmente negativo, que «ofende el respeto debido a los seres humanos»y que constituye una interferencia abusiva sobre el ciclo vital
y que constituye una interferencia abusiva sobre el ciclo vital. Una vida humana, una vez originada, debe seguir su curso natural, que nadie puede interrumpir ni "suspender".

 La continuidad temporal e histórica es un bien intrínseco a la corporeidad humana, propia de la persona, y un derecho, debido al cual un individuo se comprende a sí mismo. La edad es más que una connotación temporal: es una coordenada de la vida personal que la identifica en la condición corpórea (espacio-temporal). Alterarla, provocando un vacío de tiempo en la existencia de una persona, es un arbitrio y una imposición. Detener el ciclo vital de un embrión humano es expresión de «voluntad de poder», con el que uno decide sobre otro, débil e indefenso. La crioconservación no «interrumpe» la vida: ésta está «allí» —congelada, depositada— como un producto de consumo, al lado de muchos otros, preparada para cuando haga falta. Su dignidad está en el valor de uso, sujeto también a caducidad, desde el momento que nadie puede garantizar la integridad física y la misma vitalidad de un embrión congelado, a causa de los tiempos y de las modalidades de congelación-descongelación. Así al poder le sucede la violencia con que éste se libera de vidas «caducas», «inservibles». La práctica, además, manifiesta un ulterior acto negativo: el abandono del embrión crioconservado por parte de los padres que lo encargaron. La gran mayoría de los embriones crioconservados no son transferidos, sea porque los inmediatamente tranferidos después de la fecundación in vitro llegaron a buen éxito, sea porque los padres cambiaron parecer.

4. La descongelación de embriones: es también otro acto diferente de los tres anteriores. Es importante distinguir bien cada uno de los actos humanos. Los tres primeros: fecundación in vitro, no trasferencia al útero y congelación del embrión, son en sí mismos éticamente negativos. La descongelación del embrión, acto diferente de los anteriores, puede ser negativo o positivo, dependiendo ello no sólo del objeto del acto, sino también de las circunstancias y del fin por el cual el sujeto actúa. Hay que tener presente que en la valoración moral de un acto intervienen siempre tres elementos fundamentales: el objeto del acto, es decir la finalidad intrínseca al acto mismo (finis operis); las circunstancias en que el acto se realiza y el sujeto actúa, que pueden ser agravantes o atenuantes, e incluso especificar ulteriormente la naturaleza del acto; y por último la intención o fin del sujeto que actúa (finis operantis).

El acto de descongelación, en si mismo positivo, en cuanto ofrece la posibilidad del regreso al estado biológico normal, lo será también por la intencionalidad del sujeto que pretende devolver al embrión a su estado normal de desarrollo en el útero materno. Será por el contrario un acto en sí mismo negativo si se hace para manipular o eliminar al embrión, o si descongelado no se le ofrece la posibilidad de un útero, porque en ese caso la descongelación sería la causa directa y formal de la muerte del embrión.

5. La adopción de embriones

También aquí hay que distinguir bien los actos morales que el hombre realiza:
- la fecundación in vitro es un acto en sí negativo
- la no trasferencia al útero materno: es un acto en si negativo
- la crioconservación: es un acto en sí negativo
- el abandono por parte de los padres naturales del embrión crioconservado: es otro acto, diferente de los anteriores, también en sí negativo
- la adopción por parte de los padres adoptivos: es un acto diverso de todos los dos anteriores, y en sí mismo es positivo.

Cada uno de los actos tiene una entidad propia. Si no se quiere caer en una argumentación de tipo consecuencialista, hay que analizar la estructura intrínseca del acto moral. El criterio que rige es el bien primario y fundamental: la vida del embrión. A los actos ya negativos en sí mismo que lo preceden, no se puede impedir que siga un acto en sí positivo, como la adopción, ni se le puede a éste último atribuir el carácter negativo por el hecho de que los otros lo sean. Cierto que a nadie se le puede imponer la adopción, pero tampoco impedir.

Tampoco este acto de amor adoptivo implica justificación de los actos negativos anteriores, ni afirmación de un proceso "normal"; es diferente de ellos y se hace como medio extremo, para salvar el bien principal: la vida del embrión. A una situación ya extrema y negativa, no querida ni justificada por quienes adoptan, éstos oponen un acto de amor y generosidad en si mismo positivo. Del mismo modo que la adopción de un "adulto" no justifica el abandono hecho por los padres, ni tampoco una desestima de la maternidad natural, tampoco en el caso de la adopción de embriones. Cierto, no es la situación ideal para los embriones.

Lo ideal sería no haberlos producido artificialmente, ni congelado. Y dentro de esta situación ya negativa de la crioconservación, lo «ideal» sería que los «padres» que lo encargaron(perdón por la ofensa al embrión) no los abandonasen y los acogiesen aceptando la trasferencia en el útero.

Pero, la falta de todas estas soluciones «ideales» no debe conducir a tildar de inmoral el acto de generosidad de una madre que en algún modo «subsana» estos actos ilícitos. Ni a impedir este acto de generosidad que se constituye, de hecho, en la única vía posible para que el embrión siga su desarrollo vital.Establecidos estos criterios fundamentales, analizamos las objeciónes más recuentes al tema de la adopción de embriones crioconservados.

 Si se asume que la vida humana es un valor absoluto y es inconmensurable, es necesario hacer todo lo posible para salvar la vida de una persona y por tanto, bastaría como condición suficiente la disponibilidad de una eventual madre. Y en ausencia de una pareja de padres estables, resultaría legítimo acudir también a mujeres solteras o con orientación homosexual –siempre que no presenten problemas en la esfera reproductiva, pues lo que hay que garantizar es la vida del embrión–.

Respuesta: Evidentemente, la vida del embrión es el bien primero y es lo primero que hay que garantizar. Pero también hay que garantizarle, en la medida de lo posible, un recto desarrollo personal. La vida del embrión no es sólo una vida biológica, sino una vida humana personal. Y eso pasa por regular la adopción prenatal, como se hace con la adopción de los ya nacidos, de forma que se implanten los embriones en aquellas mujeres que pueden ofrecer garantías de un buen desarrollo personal e integral al hijo.

Si se asume que la vida humana es un valor absoluto y es inconmensurable, es necesario hacer todo lo posible para salvar la vida de una persona y por tanto, quedarían subordinados los siguientes valores reconocidos por una antropología personalista: el derecho del hijo a ser gestado en el seno de la propia madre; el derecho del hijo a nacer en un contexto que garantice también el crecimiento equilibrado de la personalidad (familia); el valor de la maternidad como evento personal que excluye en línea de principio la separación de los procesos biológicos, fisiológicos y afectivos; la representación de la procreación humana como acto interpersonal de naturaleza triádica –padre, madre, hijo-.
catholic.net/op/articulos/14934/la-licitud-moral-de-la-adopcin-de-embriones-congelados-y-la-respuesta-a-las-objeciones.html

miércoles, 29 de abril de 2015

Los homosexuales no podrán donar sangre por riesgo de infecciones

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dictaminado este miércoles que la prohibición de donar sangre a los hombres que han tenido relaciones sexuales con otros hombres, vigente en algunos Estados miembros como Francia, "puede resultar justificada".
No obstante, la sentencia deja claro que para introducir esta exclusión permanente "es preciso demostrar que estas personas están expuestas a un riesgo elevado de contraer enfermedades infecciosas graves, como el VIH, y que no existen técnicas eficaces de detección o métodos menos coercitivos para garantizar un alto nivel de protección de la salud de los receptores".
El fallo responde a una cuestión prejudicial presentada por el tribunal administrativo de Estrasburgo (Francia), que tramita el litigio planteado por un ciudadano francés al que no se permitió donar sangre por haber tenido una relación sexual con otro hombre. El derecho galo excluye permanentemente de la donación de sangre a los hombres que han tenido estas relaciones. El tribunal francés preguntaba si esa exclusión es compatible con la directiva de la UE que regula los requisitos técnicos de la sangre y los componentes sanguíneos.

En su sentencia de este miércoles, el TJUE declara en primer lugar que el tribunal remitente debe determinar si en Francia un hombre que ha tenido relaciones homosexuales está expuesto a un elevado riesgo de contraer enfermedades infecciosas graves transmisibles por la sangre, teniendo en cuenta la situación epidemiológica de Francia. Allí, en el periodo entre 2003 y 2008, la práctica totalidad de las contaminaciones por el VIH se debió a una relación sexual y la mitad de las nuevas contaminaciones afectan a homosexuales. Entre todos los países de Europa y de Asia central, Francia es el que presenta una mayor prevalencia del VIH entre los hombres homosexuales, según recoge el fallo.
Pese a ello, el Tribunal admite que la normativa francesa "puede entrañar una discriminación por razón de la orientación sexual en contra de las personas homosexuales de sexo masculino". No obstante, señala que su objetivo es "que el riesgo de transmisión de una enfermedad infecciosa a los receptores sea mínimo y, por tanto, responde al objetivo general de garantizar un alto nivel de protección de la salud".
En todo caso, la sentencia alerta de que la prohibición a los homosexuales de donar sangre "podría no respetar el principio de proporcionalidad" ya que "no cabe excluir la posibilidad de que el VIH pueda detectarse mediante técnicas eficaces que garanticen un alto nivel de protección de la salud de los receptores". Por ello, pide al tribunal nacional que verifique si existen estas técnicas.
De no existir tales técnicas, el Tribunal de Justicia reclama verificar si hay "métodos que garanticen un alto nivel de protección de la salud de los receptores y sean menos coercitivos que la exclusión permanente de la donación de sangre y, en particular, si el cuestionario y la entrevista personal a cargo de un profesional sanitario pueden permitir identificar con más precisión las conductas sexuales de riesgo".
 .elmundo.es/salud/2015/04/29/5540ab7f22601ddd648b457a.html

lunes, 20 de abril de 2015

Disminuyen las adopciones en el mundo a causa de la fecundación artificial

En estos tiempos en los que sigue arreciando la polémica sobre el derecho a tener un hijo (un derecho que se hace extensivo a cualquier persona y a cualquier precio), nadie habla ya de la adopción. En mi país, por culpa de la crisis, los enrevesados trámites burocráticos y el visto bueno a los bancos de inseminación artificial, las adopciones han caído en picado. Sin embargo, hay en el mundo en torno a 165 millones de niños abandonados, una cifra escandalosa, que casi triplica la población italiana. No parece que todas estas criaturas, que languidecen en los orfanatos del mundo entero soportando una tremenda falta de cariño, sean de la incumbencia de nadie. Todas las miradas están puestas en esas maravillas de la ciencia y la tecnología que nos permiten llevar a cabo lo que antes solo nos reportaba el escalofrío de lo inimaginable.
No hace mucho supimos de aquel chico inglés homosexual que recurrió a la fecundación in vitro, disponiendo luego que el embarazo corriese a cargo de la futura abuela de ese niño, es decir, su propia madre. Por supuesto que tener un bebé en casa, que comparta contigo sus primeras sonrisas y sus primeros pasos, debe de ser algo precioso. Sin embargo, tal vez mucha gente no ha caído en la cuenta de que ese nene no va a ser toda la vida un niño pequeño, y de que llegará un día en que empezará a formularse una serie de preguntas: ¿quién es, en realidad, mi madre?; ¿y mi padre?; ¿dónde está aquella mujer que, quizá en un suburbio cualquiera de Calcuta, me llevó en su vientre durante nueve meses?
 
Al contrario que los cachorros de otros animales, a los que ofrecemos nuestro amor para que nos correspondan con la perseverancia de su cariño, los cachorros humanos poseen algo más, y ese algo más se llama memoria. Los genes (léase: saber de dónde venimos, para bien o para mal) son la base del equilibrio emocional humano. De hecho, los niños que han sido adoptados se angustian muy a menudo por no conocer el origen de su llegada al mundo. Pero hay una sutil diferencia (que explica por qué, para mí, es mucho más humanitaria y deseable la adopción): los niños que esperan una acogida ya están aquí, ya existen, y nosotros somos quienes podemos darles el calor de una familia y la opción de una vida menos desesperada.
Por el contrario, en el caso de los niños concebidos gracias a los prodigios de la técnica (ya sea recurriendo a un banco de semen o un vientre de alquiler), lo que estamos haciendo es privar a ese niño, desde su mismo nacimiento, de una parte de su memoria. ¿Será suficiente el afecto, que también se transfiere en el proceso, para rellenar ese hueco? ¿O bien llegará un día en que esas criaturas dóciles se rebelarán pidiendo a gritos una explicación de su discapacidad?
 
Creo que lo que hay detrás de ese encargar un hijo 'a la carta' es el deseo de no arrastrar, en el futuro, los problemas que con mucha frecuencia generan los niños adoptados. Pero ¿estamos seguros de que va a ser así? He conocido familias con hijos propios que, al crecer, han resultado ser un auténtico desastre, una fuente de sufrimiento y quebraderos de cabeza para sus progenitores; igualmente, también he conocido a niños que fueron adoptados y que, con el tiempo, se convirtieron en unos hijos maravillosos.
Es evidente que la paternidad no puede pretender que haya ningún tipo de garantía. Por eso, pienso que la pregunta que debemos hacernos es, sobre todo, una: ¿es el niño una propiedad, sobre la que ejercemos un derecho inalienable, o hablamos más bien de la relación que se establece con un ser frágil, en la que siempre ha de brillar la libertad del amor que le entregamos?
 http://www.mujerhoy.com/hoy/entre-nosotras/ninos-abandonados-susanna-tamaro-866328042015.html

lunes, 13 de abril de 2015

Donantes de esperma y endogamia

Polémica: un solo donante de esperma tuvo 150 hijos

SALUD REPRODUCTIVA
Lo descubrió la mamá de uno de ellos en EE. UU. Los médicos consultados aseguran que no es bueno que haya tantos “medio hermanos” y advierten sobre la posibilidad de que enfermedades raras se diseminen más rápido. En el país falta una ley.
Cynthia Daily y su pareja recurrieron a un donante para concebir un bebé hace siete años y esperaban que un día su hijo pudiera conocer a algunos de sus medio hermanos: una suerte de familia extendida de los tiempos modernos. Fue así como Cynthia buscó en un registro web a otros hijos del mismo donante y ayudó incluso a crear un grupo online para poder seguirles el rastro. Con el transcurso de los años vio como iba creciendo la cantidad de niños en el grupo de su hijo. Hoy son 150 los chicos concebidos con el esperma del mismo donante y todavía hay más en camino. “Resulta bastante loco verlos juntos porque todos se parecen”, contó Cynthia, de 48 años, trabajadora social de Washington, que algunas veces sale de vacaciones con otras familias del grupo de su hijo.
A medida que cada vez más mujeres deciden tener sus hijos solas, y aumenta la cantidad de nacidos por inseminación artificial, comienzan a aparecer grupos numerosos de hermanos hijos de un mismo donante. En los Estados Unidos, donde el tema no está regulado, hay una creciente preocupación entre padres, donantes y especialistas médicos sobre las potenciales consecuencias negativas de que haya tantos niños hijos del mismo donante, incluida la posibilidad de que genes de enfermedades raras se diseminen de forma más extendida. Algunos especialistas advierten incluso sobre las posibilidades de que haya un incesto accidental entre medio hermanos.
“Mi hija conoce el número de su donante por esta misma razón”, contó la madre de una adolescente concebida a través de donación de esperma en California. “Ella hasta se enamoró incluso de chicos que son hijos de donantes. El tema ya es parte de la educación sexual”.
Los sectores más críticos sostienen que los bancos de esperma y clínicas de fertilidad están haciendo enormes ganancias al permitir que una cantidad demasiado grande de chicos sea concebida con el esperma de donantes populares y que las familias debieran recibir más información sobre la salud de los donantes. Piden también límites legales para la cantidad de niños que se pueden concebir con esperma de un mismo donante.
“Al comprar un auto usado se tienen en cuenta más reglas que cuando se compra esperma”, comentó Debora Spar, autora de El negocio de los bebés: de qué forma el dinero, la ciencia y la política manejan el comercio de la concepción .

Si bien otros países, incluidos Gran Bretaña, Francia y Suecia limitan la cantidad de niños para los que un donante puede aportar esperma, en Estados Unidos ese límite no existe. En la Argentina (ver aparte) se recomiendan hasta 10 nacimientos por donante.
Pero en EE.UU. nadie sabe cuántos niños nacen todos los años a través de donantes de esperma. Según Wendy Kramer, fundadora del Registro de Hermanos de Donantes, a las madres de hijos de donantes se les pide que informen voluntariamente al banco sobre el nacimiento, pero sólo entre un 20 y un 40 por ciento lo hace. A raíz de esto, muchas familias se vuelcan al sitio web del registro, donorsiblingregistry.com, para buscar información sobre medio hermanos o hermanas de un niño.
Los donantes de esperma también se están preocupando. “Cuando pregunté cuántos niños podía engendrar, me dijeron que cinco era una estimación posible”, reveló un donante de Texas. “Me dijeron que sería muy raro que un donante pudiera tener más de 10”.
Este mismo donante descubrió después en el Registro de Hermanos de Donantes que algunos tenían docenas de hijos. “Mucho tenía que ver con que los bancos hacen lo que quieren”, comentó sobre el banco de esperma al que había hecho su donación. “Resulta injusto y reprochable para familias, donantes y niños”.
Mientras tanto, Cynthia, la trabajadora de Washington, contó que otros padres del grupo de su hijo se mostraban reservados por el temor a que los chicos sean estigmatizados. Pero ahora ella y otros padres están dando un paso adelante. Necesitan “comenzar a defender alguna regulación”. Los especialistas no están seguros de qué es lo que significa para un chico descubrir que es parte de un grupo de 50 o más concebidos de idéntico modo. “No hablan de esto cuando aconsejan a gente con problemas de fertilidad”, concluyó Kramer. “¿Cómo hacer conexiones con tantos hermanos? ¿Qué significa la familia para estos chicos?”.
Traducción: Silvia S. Simonetti
 http://www.clarin.com/salud/Polemica-solo-donante-esperma-hijos_0_550145067.html